Rubén Moreta

Sangre de Mujeres

En Opinión  por

No son fieras selváticas quienes la atacan. Ni son hienas de sabanas o matorrales quienes la hieren. Y no son extraterrestres o extrañas criaturas diabólicas sus verdugos. Tampoco son distantes o desconocidos los responsables de esta epidemia de violencia contra mujeres en todos los rincones de nuestra media isla.

Se trata de sus propios esposos, exesposos, amantes o examantes, novios o exnovios, quienes en una equivocada forma amatoria están matando a su compañera a cuchilladas o tiros.

Son machos asesinos; malnacidos verdugos; enfermizos bastardos; baladrones indecorosos que apuñalan y perforan con pólvora los cuerpos del ser que dicen amar.

Su obnubilación le impide razonar que el amor puede acabar, y que cuando llega a su fin solo procede la separación amigable sin furia ni arrebato.

Que setenta y tres mujeres hayan sido asesinadas en el primer cuatrimestre de este año nos debe llenar de vergüenza como sociedad y nos reta a hacer los cambios en el modelo social, económico y político patriarcal que reduce a la mujer a un mero objeto sexual, instrumento del hombre; en un ser dependiente, sin alas o con ellas muy cortas.

Los hombres matones no razonan que fueron paridos por una mujer. Definitivamente, los bravucones que matan mujeres rondan la escala zoológica.

Autor

Rubén Moreta

Periodista, Investigador y Profesor de Sociología Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2022.

Powered by

CODASOR

Ir arriba