Prof. María Isbelia A. de Alfonzo

A LA FIEL MÁS INFIEL DE LAS HERMOSAS (Relato Mitológico)

En Opinión  por

Pero lo mas interesante de la ceremonia nupcial de Tetis y Peleo fue el momento cuando se hacía el brindis del néctar y la ambrosía, Hebe se lucía al ofrecer el brindis en copas de oro y en Cuernos de la Cabra Amaltea, produciendo un gran placer al ingerirse y en el momento del ritual ante las exhalaciones y sacrificios se quemaba incienso produciendo hermosas volutas de humo en honor a los contrayentes.

Espera, pero por lo expresado y subido de tono creo que hay un problema, y bastante serio, de pronto Venus, Atenea y Juno estaban disfrutando del momento en amena charla cuando irrumpe Eris (La Discordia).

Es importante decirlo que Eris como siempre apareció de manera intempestiva con la cara extremadamente pálida, con su cabellera de serpiente trenzada y llevaba una antorcha en una mano y un puñal en la otra, y de pronto arrojó una manzana de oro entre las tres hermosas al tiempo que decía : – ¡A la más bella!

¡Ah! Bellas son las Diosas y no toleran la competencia, Zeus como el Rey de los dioses en el Olimpo busca la solución y nombra a París de arbitro en el certamen, la deliberación es difícil porque también en el Divino Olimpo se busca el soborno, y no te das cuenta que Atenea a pesar de ser mi amiga pero debo reconocerlo, le ha ofrecido a París hacerlo sabio, entonces la sabiduría estaría a toda prueba a cambio de salir favorecida en el veredicto final, entre tanto Juno le ofrece el poder mientras Venus la Diosa del amor y la belleza no admite rivales, para ella el triunfo significa un reto, por lo que su oferta sería la más tentadora al prometerle a París la mujer más bella, París no se detiene y otorga el preciado galardón a la más bella.

Y ahora de amor se trata… Amor que sublima, entonces lo convenido no se queda allí a Venus ahora le toca cumplir.
Y cuando Paris realizó un viaje a Grecia para recuperar la herencia de Hermione recibe una gran hospitalidad en la corte de Menelao, esposo de Helena ¡Oh! Helena, ¿Quién pudiera decirlo? Mujer disoluta y de belleza incomparable, mujer amante de la vida fácil y los placeres lo deslumbraría, tan impresionado quedó el guerrero que rogó a Venus que cumpliera su promesa.
No te había contado que los dioses por su condición divina pueden cambiar el curso de la vida, de tal manera que Venus propició un viaje a Menelao e inspiró en el corazón de Helena un amor ardiente por París, quien se aprovecho de estas facultades para llevársela a Troya.

Los príncipes griegos acuerdan unir sus huestes para destruir Troya y recuperar a Helena, guerra que duraría diez años.

Pero lo más impresionante fue cuando París tuvo a Helena de frente y le dijo: – Hija de Venus ¡Que hermosa eres!, esta mujer logra penetrar en la piel gruesa de París, el Guerrero.

Helena es sensual y sus ojos son muy hermosos con un corte seductor, es pasión y encanto muy segura de su apariencia, un día se pone un traje de seda, otro día uno de lino nevado, cuando no rojo pasión, es así tan provocativa, tan sensual y tan divina.

París en algunos momentos demuestra su valentía, otras veces es tímido pero no se dan cuenta que tiene el patrocinio de Venus, de hecho es un gran Adalid dejando en su acción guerrera la hazaña cuando clava en el talón vulnerable de Aquiles la flecha mortal, pero desafortunadamente después París fue alcanzado por la flecha de Filoctetes, flechas embadurnadas con la mortal ponzoña de la Hidra de Lerna.

La mujer ligera sigue siendo infiel, entonces buscará otro amante y ahora es Deífobo en faena, hermano de París.
Las luchas continúan y en otra oportunidad vencen los griegos, Troya es tomada por Menelao, quien quiere vengarse y matar a la fiel más infiel de las hermosas, sin embargo Helena emplea sus ardides de mujer logra convencerlo a tal punto de enfrentarlo con su último amante, Menelao satisfizo su rencor matando a Deífobo.

El engañado marido perdona a Helena y regresan a Esparta como si nada hubiera pasado, después de la muerte de Menelao, Helena fue expulsada de Esparta, se refugia en Rodas donde reina Polixo, quien ordenó colgarla de un árbol a fin de expiar sus culpas.

Es lastima… Así murió la hermosa Helena… ¡La fiel más infiel de las hermosas!

Mariaisbelia@hotmail.com

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2021.

Powered by

CODASOR

Ir arriba