La inundación de plástico se extiende ya por todo el Ártico

Secciones: Las Mundiales  por 0

La inundación de plástico ha llegado a todas las esferas del Ártico: grandes cantidades de plástico, transportadas por ríos, aire y barcos, ahora se pueden encontrar en el Océano Ártico.

Según un estudio de revisión internacional recién publicado por el Instituto Alfred Wegener, se pueden encontrar altas concentraciones de microplásticos en el agua, en el lecho marino, en playas remotas, en ríos e incluso en el hielo y la nieve. El plástico no es solo una carga para los ecosistemas; también podría empeorar el cambio climático. El estudio acaba de publicarse en la revista Nature Reviews Earth & Environment.

«Todavía se supone que el Ártico es un desierto en gran parte intacto», dice en un comunicado la doctora Melanie Bergmann, experta de AWI. «En nuestra revisión, que realizamos conjuntamente con colegas de Noruega, Canadá y los Países Bajos, mostramos que esta percepción ya no refleja la realidad. Nuestros ecosistemas más septentrionales ya están particularmente afectados por el cambio climático. Esto ahora se ve exacerbado por la contaminación plástica. Y nuestra propia investigación ha demostrado que la contaminación sigue empeorando».

El artículo pinta un panorama sombrío. Aunque el Ártico está escasamente poblado, en prácticamente todos los hábitats, desde las playas y la columna de agua hasta el fondo marino, muestra un nivel similar de contaminación plástica que las regiones densamente pobladas de todo el mundo. La contaminación proviene tanto de fuentes locales como distantes. A esto contribuyen especialmente las corrientes oceánicas del Atlántico y el Mar del Norte, y del Pacífico Norte sobre el Estrecho de Bering.

El viento también transporta diminutas partículas microplásticas hacia el norte. Luego están los ríos: aunque el Océano Ártico representa solo el uno por ciento del volumen total de los océanos del mundo, recibe más del 10 por ciento de la descarga global de agua de los ríos, que transportan plástico al océano, por ejemplo, desde Siberia. Cuando el agua de mar frente a la costa de Siberia se congela en otoño, el microplástico en suspensión queda atrapado en el hielo. La corriente de deriva transpola transporta los témpanos de hielo al Estrecho de Fram entre Groenlandia y Svalbard, donde se derrite en el verano, liberando su carga de plástico.

Algunas de las fuentes locales más importantes de contaminación son los desechos municipales y las aguas residuales de las comunidades del Ártico y los desechos plásticos de los barcos, especialmente los pesqueros, cuyas redes y cuerdas plantean un grave problema. Ya sea arrojados intencionalmente al océano o perdidos involuntariamente, representan una gran parte de los desechos plásticos en el sector europeo del Ártico: en una playa en Svalbard, casi el 100 por ciento de la masa plástica arrastrada a la costa provino de la pesca según el estudio.

«Desafortunadamente, hay muy pocos estudios sobre los efectos del plástico en los organismos marinos del Ártico», explica Bergmann. «Pero hay evidencia de que las consecuencias allí son similares a las de las regiones mejor estudiadas: también en el Ártico, muchos animales (osos polares, focas, renos y aves marinas) se enredan en plástico y mueren. En el Ártico, también, el microplástico ingerido involuntariamente probablemente conduce a un crecimiento y una reproducción reducidos, a estrés fisiológico e inflamaciones en los tejidos de los animales marinos, e incluso corre por la sangre de los humanos».

Los datos disponibles sobre los posibles efectos de retroalimentación entre los desechos plásticos y el cambio climático son particularmente escasos. «Aquí, hay una necesidad urgente de más investigación», dice el experto de AWI. «Los estudios iniciales indican que el microplástico atrapado cambia las características del hielo marino y la nieve». Por ejemplo, las partículas oscuras podrían significar que el hielo absorbe más luz solar y, por lo tanto, se derrite más rápidamente.

A su vez, debido a lo que se conoce como retroalimentación del albedo del hielo, esto puede intensificar el calentamiento global. Además, las partículas de plástico en la atmósfera proporcionan núcleos de condensación para las nubes y la lluvia, lo que significa que podrían influir en el tiempo y, a largo plazo, en el clima. Y por último, pero no menos importante, a lo largo de su ciclo de vida, los plásticos son actualmente responsables del 4,5 por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

Fuente: Listín Diario

Autor

Redacción

Departamento de Redacción, Diario Digital NotificaDO

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2022.

Powered by

CODASOR

Ir arriba