La Circunvalación de Baní, un adefesio de dos administraciones

En Editorial  por

Uno de los principales dolores de cabeza de los «sureños» ha sido el retraso que significa tener que atravesar la parte más congestionada tanto de Azua como de Baní, en nuestros viajes a la capital dominicana. Tan traumática resulta tal hazaña, que nadie puede hacer un pronóstico del tiempo que nos toma surcar el trayecto desde las ciudades Comendador, Las Matas de Farfán, San Juan de la Maguana, Barahona, Neyba, Pedernales y Jimaní hasta Santo Domingo, porque todo depende de cuán congestionadas estén Azua y Baní.

Al escuchar del pasado gobierno que se construirían las avenidas de circunvalación en ambas ciudades, los «sureños» celebramos jubilosos las trascendentales e importantes obras, ya que las mismas no sólo nos beneficiarán en materia de tiempo y dinero, sino que nos permitirá devolverles a esos dos pueblos, una deuda histórica que desde nuestros antepasados venimos arrastrando con ellos, ya que diariamente – sin tributarles otra cosa que no sea el contaminante monóxido de carbono que despiden nuestros vehículos – les congestionamos sus ciudades, alterando con ello su libre circulación y provocándoles en consecuencia un mayor consumo de combustible y pérdida de tiempo para llegar a sus destinos.

Cuando el pasado 25 de noviembre 2020, el presente gobierno dejó iniciados los trabajos de construcción de la Circunvalación de Baní, por un monto de 2,200 millones de pesos, obra que contribuirá con el desarrollo económico, social y turístico de las distintas provincias de la región sur, parecería que a muchos (incluyéndome), tan agradable noticia nos obnubiló la razón y a pesar de ser claramente detalladas sus características por el ministro de Obras Públicas, Ing. Deligne Ascención, ha sido con el avance de la misma que hemos advertido que tan importante obra de infraestructura, solamente posee dos carriles (uno para cada sentido).

Como ciudadano (que poseo una cédula) puedo reclamarle al actual gobierno, que no está obligado a construir esa vía de comunicación (sobre todo, que no fue diseñada por ellos); sin embargo, al decidir edificarla, sí está compelido a erigirla bien, que sea para resolver un problema social, no para crear varios; si el gobierno no puede hacer esa circunvalación, mejor no haga nada. Como profesional de la construcción me permito advertir (sin pretender cundir pánico) que esa obra, lejos de resolver nuestro problema de circulación, podría tributarnos muchos lamentables y trágicos accidentes, debido a que no existirá ninguna barrera que separe a los vehículos que circularán en la misma dirección pero en sentido contrario.

Sección transversal de la avenida Circunvalación de Baní

Digo lo anterior, porque con la apertura de Pedernales como polo turístico en el sur, aumentará de manera exponencial el flujo de vehículos en esa arteria vial. Es preciso recordar que el tramo carretero «Higüey – Bávaro», que teníamos que transitar todos los que aspirábamos llegar hasta esa bella zona turística del país, constantemente era escenario de fatídicos accidentes en donde perdieron la vida cientos de personas. Queremos y necesitamos la Circunvalación de Baní, pero que sea una obra que nos resuelva un problema y nos facilite la vida; no un camino vecinal asfaltado como diseñaron las pasadas autoridades y están construyendo las actuales.

El documento que contiene la infraestructura concebida establece lo siguiente: «El proyecto que nos ocupa consiste en la construcción de una vía de circunvalación de la ciudad de Bani, Provincia Peravia, en una longitud aproximada de 19.00 kms que parte de la Carretera Sánchez, próximo a la entrada a Nizao, (Coordenadas 18.259327o, -70.264700o), se desarrolla en el lado Sur hasta llegar nueva vez a la Carretera Sánchez (Coordenadas 18.313613o, -70.399302o). La vía constará de:
una calzada de dos (2) carriles, uno (1) por sentido con un ancho de 3.65 metros cada uno; y paseos externos de 2.50 metros».

Si usted hace como yo, que introduje dichas coordenadas (18.259327o, -70.264700o) en Google Maps, colegirá conmigo en que sería un despropósito (como dice el viejo refrán: «no dejes camino real por veredas») pretender abandonar una autopista a 4 carriles (2 en sentido contrario) que actualmente tenemos hasta llegar al pueblo de Baní, para tomar algo que no sabemos si llamarle calle, camino vecinal, carretera o cómo, pero «Avenida de Circunvalación» no merece ser designada. La de San Juan de la Maguana fue iniciada hace 34 años y terminada en el 2020; sin embargo, desde su etapa de diseño fue concebida a 4 carriles.

Fuente: «PROYECTO DISEÑO Y CONSTRUCCIÓN DE LA AVENIDA CIRCUNVALACIÓN DE BANÍ,

PROVINCIA PERAVIA, 2018». https://www.mopc.gob.do/media/9442/especificaciones-tecnicas.pdf

Sígannos en nuestras redes sociales
Twitter: @Cristianhidaigo

Facebook: @CristianHidalgo

Instagram: @Cristianhidalgo

Autor

Cristian Hidalgo

Escritor, Ingeniero Civil de profesión y Realtor de oficio. Desarrollador de proyectos inmobiliarios, Asesor de Fideicomisos, Ley 189-11

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2022.

Powered by

CODASOR

Ir arriba