peregrinaciones-banica

Bánica y la Cofradía de San Francisco de Asís

En Cultura - Opinión - Provinciales  por

Del 23 de septiembre al 4 de octubre de cada año la comunidad de Bánica, Municipio de la Provincia Elías Piña celebra sus Fiestas Patronales en honor y adoración a su santo Patrón, San Francisco de Asís.

En su honor, desde el siglo xv1  existe la iglesia construida para rendirle culto y allí funciona la Cofradía que se encarga de organizar actividades involucrando grupos juveniles,  y  mujeres y hombres que promueven durante todo el año la devoción al santo.

Es una comunidad altamente religiosa. La mayoría de las actividades que allí se desarrollan están influidas por la iglesia. Hefredes   Gómez, entregado totalmente a las actividades religiosas, se ha encargado, junto a un grupo de comunitarios, de planificar y organizar  actividades formativas  y de promoción. Es, además, el director del Colegio Católico que existe y funciona en aquella fronteriza comunidad.

La Cofradía de San Francisco de Asís, al igual que la de San Juan Bautista en San Juan de la Maguana, está dirigida exclusivamente por la iglesia católica. Ella dirige y supervisa todo lo que se planifica para ser ejecutado durante el año, incluyendo el periodo especial.

Amén de los peregrinajes que se producen durante todo el año al Cerro de San Francisco y las excursiones que van de todo el país, en esta fecha, la celebración es multitudinaria y toma un carácter especial.

 Para esta ocasión, desde la iglesia parte la PROCESION con cantos de salves, toque de atabales y comarca, hasta la Cueva que se encuentra  en la Cima del Cerro de Bánica, establecido  como santuario de devoción a San Francisco de Asís.

Allí suben los devotos desafiando sus condiciones físicas, su edad, enfermedades, inclemencias del tiempo, con el fin de hacer peticiones, cumplir promesas previamente contraídas y rendir culto al santo. Se puede observar a las personas tendidas en el suelo de la cueva con papeles, oraciones y unas figuras de cera en forma de órganos humanos, con los cuales esperan se le pueda sanar su enfermedad. Además, esperan en orden la oportunidad de ser premiados con una gota que cae de las rocas que conforman la estructura de la cueva y la que, según sus creencias, a quien le cae tiene buen corazón y esta bendecido por el santo.

En estos días se observa un largo peregrinaje desde el Cruce de Matayaya hasta la comunidad de Bánica y desde allí hasta el Cerro exhibiendo los colores de las banderas, vestidos unos de MARRON y otros del Espíritu Santo, San Miguel Arcángel, La Virgen de La Altagracia, La Virgen de Los Remedios, San Antonio, Santa Lucia, etc., lo que  denota su diversidad en la devoción pero siempre con sentido amplio de la religiosidad católica. También convergen, en este lugar, una interesante oralidad de mitos, tainos, indios (agua) y africano con los palos y los ritos denotando la mezcla que se inició con la llegada del negro a principios del siglo xv1 y que hoy forma parte de nuestra identidad cultural.

 Sergio Reyes escribe en un artículo titulado” El Cerro de  San Francisco de Asís en Bánica….”Van arrastrando los pasos, ayudándose unos a otro, insuflado el espíritu por la firmeza y la convicción de que en el firme cerro, en el impresionante escenario nacional en que se venera con justa propiedad a quien predico la abstinencia, la hermandad entre todos los seres humanos. Allá arriba, el Espíritu Santo Patrón intercederá ante el  todo poderoso para mitigar los males del cuerpo y del alma que aquejan a cada uno de los fieles devotos que con suma contrición ha acudido a este lugar.”

 Cada año, despuntando  los primeros días de octubre y en el marco de las fiestas patronales, el poblado de Bánica, con su acogedora gente, su iglesia centenaria, su reloj de sol y la frescura de las aguas del caudaloso Rio Artibonito, se constituye en el Anfitrión por excelencia de las Oleadas humanas de fieles , curiosos, artistas, intelectuales, investigadores culturales o simples visitantes y turistas que acuden a este lugar, hermoso por demás, en búsqueda de un respiro espiritual, agobiado, tal vez, por la contingencia del diario vivir.

No puede un educador(a) sobre todo si es del área de Ciencias Sociales ,dejar pasar esta fecha sin ir a este lugar porque ahí, como El AGUITA DE  LIBORIO, el Espíritu Santo de El Batey en San Juan de la Maguana, La Virgen de Los Remedios y Santa Lucia en Las Matas de Farfán , entre otros, está el sincretismo cultural de la Región y del País y que nuestros alumnos deben aprender en las aulas de nuestras Escuelas y eso constituye una responsabilidad que ningún educador debe evadir.

Autor

Roberto Rosado Fernández

Profesor UASD, San Juan de la Maguana.

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2022.

Powered by

CODASOR

Ir arriba