Realmente piensas que al abandonarte: Se lleva tu vida o te hizo el «gran favor»?

Secciones: Vida  por 0

Quiénes sufrimos el deterioro del matrimonio, las infidelidades y lo que eso conlleva: Abandono de nuestra pareja, entramos en un círculo vicioso de culparnos, minimizar la mujer que somos, y lo peor de sentirnos incapaces de seguir adelante porque TODO nos recuerda a nuestra pareja.

Si es por infidelidad, culpamos a «la otra», empezamos a querer saber quién es, como es y porque nos quitó nuestro hombre, y todas esas acciones tontas que llevan a algunas mujeres rogar amor o cambiar en 72 horas (por lo general no critico esas actitudes, pues no es fácil sentir como nos patean y echan por la borda todos los años de dedicación y abnegación a ese «gran hombre» que consideramos nuestro gran regalo divino, o no?), noches interminables de llorar, no dormir, no comer y con esa falsa esperanza de esperar a que regrese, porque con la otra comprobó que nos ama realmente, y todos esos mitos que vamos tejiendo en nuestros pensamientos, nos dejan agotadas y exprimidas sin energía para continuar.

Otra causa, nos refugiamos en las comidas y saciamos nuestros vacíos en ella, descuidamos nuestra belleza y empezamos a envejecer, será justo que lo hagamos por alguien que nos quitó nuestro tiempo, dedicación y ya no nos valora? Nos merecemos estar devorándonos? Pues, definitivamente NO!!

Ese abandono, ese dejar «el matrimonio de años» perfecto, estable y bello, ese compromiso que llevamos nosotras con la pareja y en muchos casos con los hijos; es la Gran Bendición que nos hacen, pues quiénes apuestan a los grandes cambios, caemos en cuenta que luego de ese primer año nefasto, empiezan a nacernos alas, se abren puertas y otra vez caminamos como esas mujeres que fuimos en ese entonces, bellas, decididas, seguras, esas mujeres que una vez enamoramos a quiénes fueron nuestra pareja, con un ingrediente nuevo «la experiencia» y el cambiar para mejor esas grietas que nos hicimos por años, como mujeres silentes al mal trato, las críticas, la ignorancia, y todo lo que nos tragamos por complacer a nuestro merecido regalito divino.

Les propongo esa retrospectiva, vayan a su época de noviazgo, de sus primeros años matrimoniales y detecten esos momentos en que empezamos a ceder para complacer y se darán cuenta, que nos hicimos participes de nuestra exclusión, nos fuimos desvalorizando y nos desconectamos de nosotras mismas. Triste realidad para muchas, donde por conservar ese regalo divino, pasamos a segundo plano EN TODO.

Que ganamos con recordar todo eso? Mucho, el pensar en frío y analizar las situaciones sin mezclar las culpas y sentimientos, asumes tu verdad, con convicción y te propones cambiar, en ese «dolor» te impulsas para la automotivación continua, para que día a día veas al mundo con ojos de amor, de felicidad y gozo (así sucede, a cada instante, empiezas a sentirlo y todo será una hermosa conexión de lo que sientes, piensas y cómo te ven quiénes te rodean… eso es instantáneo, créeme que se siente de un rico que lo harás con todo el placer del mundo).

Solía colocar en la pared de mi habitación dos pantalones, uno de la talla 42 actual que usaba y otro de talla 14 cuando decidí casarme, y cada vez que quería comer hasta reventar, veía la pared donde se encontraban los pantalones y me automotivaba expresando: Quieres seguir destruyendo tu hermoso cuerpo o deseas verte como antes con la experiencia que tienes hoy en día? El antojo de dulces desaparecía y me invadía imágenes de verme flaca, exitosa, deseada y bella… todos los días libraba mi batalla con mi subconsciente, y maravillosos resultados disfruto hoy en día.

Bendecidas somos todas al pasar por estas situaciones de abandono al mejor y hermoso compromiso que hicimos en nuestro matrimonio, agradezcamos esta oportunidad de vivirlo, de poder renacer, de ver nuestras alas crecer, de germinar en nuestro propio terreno fértil y saborear nuestros mejores frutos (carrera universitaria, hijos exitosos, independientes, exitosas, bellas, flacas, emprendedoras y muchos logros más) en el dolor, aprendemos a reinventarnos y renacer nuevamente. Seremos ejemplo para muchas que pasan esas situaciones y tendremos la facultad de ayudarles a continuar, dando herramientas emocionales para entender que no fuimos abandonadas, nos hicieron UN GRAN FAVOR, para demostrarnos lo valiosas y hermosas que somos de renacer como mujer!

Agradecida por leerme!

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2021.

Powered by

CODASOR

Ir arriba