CAID San Juan estimula fortalecimiento de vínculos solidarios entre familias usuarias del centro

Secciones: Provinciales  por 0

SAN JUAN DE LA MAGUANA…..El Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID), recinto San Juan, realizó una jornada de Terapia Comunitaria Integrativa (TCI), dirigida a familias de usuarios el objetivo de fortalecer los vínculos solidarios entre familias usuarias del centro.

La capacitación estuvo a cargo de la experta en psicología evolutiva de la educación y catedrática del Instituto Superior de Formación Docente Salomé Ureña (ISFODOSU), doctora Rosaura Gutiérrez.

La jornada fue organizada desde el área de Terapia familiar del CAID, por medio de los procesos de socialización que permite la metodología de “Rueda Vinculante” promovida por ISFODOSU.

Los padres y madres participantes estuvieron muy activos e involucrados en cada actividad terapéutica, con momentos de desahogo y catarsis antes las técnicas utilizadas por la doctora Gutiérrez, quien a las familias a apoyarse mutuamente.

“El impacto mayor para las familias es que en el momento que tienen espacio de expresar su dolor, comienzan a no sentirse solos y a disminuir la sensación de que solo ellos tienen esos sufrimientos, sino que hay otros que los han vivido o que están a punto vivirlos”, expresó Gutiérrez.

El CAID San Juan, dirigido por el doctor Fausto Martínez, es el tercer centro de esta naturaleza que funciona en el país, dedicado a la evaluación, diagnóstico y rehabilitación de niños y niñas con autismo, parálisis cerebral y Síndrome de Down, para mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

El CAID, iniciativa de la primera dama Cándida Montilla de Medina, se ha convertido en un modelo en la región y ha contribuido con la ampliación de la política de inclusión del gobierno del presidente Danilo Medina.

Como parte de la dinámica, las familias conversaron con la experta sobre sus preocupaciones, miedos y la necesidad de empoderar a las familias en el manejo y tratamiento de las condiciones de discapacidad.

Marithza Ramírez, madre de Samuel, con Síndrome de Down, se animó a compartir en el grupo su experiencia familiar al conocer el diagnóstico de su pequeño

Explicó que su familia vivió un proceso muy difícil al momento de nacimiento de su hijo, por la negación de aceptar su condición, pero que tuvieron la alentadora experiencia de llegar al CAID e iniciar las terapias, recibir apoyo familiar y encontrarse con otras madres que tienen situaciones similares.

En la capacitación hubo momentos muy emotivos, padres contando sus historias, canciones y abrazos grupales.
Al final del entrenamiento las familias llegan a darle otro significado a sus preocupaciones, la metodología las denomina “Perlas”.

Apoyo del CAID es vital para las familias

Entre las perlas socializadas destacan, la percepción de sentirse ser ejemplos de sí mismos ante una dificultad, aceptar el reto, la persistencia, crear un escenario, sentir que todo pasa, soltar los obstáculos y la fe en Dios.
Otra perla compartida por los padres es que después de haberse negado a mirar lo que estaba pasando, que le fue muy difícil de aceptar, le ayudó mucho el apoyo que ha tenido en el CAID.

Grupos de apoyo mantienen viva la esperanza

Consideran que los grupos de apoyo mantienen viva la esperanza y ver cada cambio como una base notable, de manera tangible, confiar en que en el futuro sus hijos también pueden ser brillantes y la determinación de afrontar juntos los retos.

Las familias muy empoderadas manifestaron que es importante no ocultar la condición de sus hijos, sino que deben alertar a los vecinos, a la escuela de cómo tratarles y sobre todo brindarle mucho afecto, cariño y no excluirlos.

Expresaron la necesidad de seguir creando conciencia principalmente en la casa, de hacer partícipes a los niños con habilidades diferentes para que luego puedan ser incluidos en los otros contextos como la comunidad y la escuela.
Ruedas Vinculantes para fortalecer competencias comunicativas.

Las Terapias Comunitarias Integrativas (TCI) forman parte de un proyecto de ISFODOSU, que se aplica en el Recinto Urania Montás de San Juan y utiliza la técnica denominada “Rueda vinculante y cuidando del cuidador y educador, como herramienta pedagógicas en el fortalecimiento de vínculos solidarios a nivel familiar, escolar, comunitario y social”.

La Rueda Vinculante tiene varios momentos: la acogida, la elección del tema, contextualización, problematización, cierre y apreciación, y todo este proceso fue seguido en la experiencia que tuvieron las familias CAID, que manifestaron su satisfacción y agradecimiento por este taller que consideraron un desahogo y renovación de fuerzas.

La implementación de las TCI acoge a un grupo para hablar sobre sus dificultades y sus logros, valorar sus experiencias, rescatar su identidad, ampliar la percepción de sus dificultades y fomentar redes de apoyo, según el Departamento de Comunicación.

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2019.

Powered by

CODASOR

Ir arriba