La tuerca

Si siguen apretando la tuerca.

En Opinión  por

El asistencialismo se basa en colocar paños tibios y prolongar el letargo de una sociedad vulnerada y falta de oportunidades, y no en la implementación de políticas serias para la superación y el desarrollo. El asistencialismo se ha convertido en una herramienta clave para el soborno, el clientelismo, el populismo, el anatema de la democracia y la perpetuación en el poder. Este es la salida que rodea la problemática, sin asumirla, tratarla ni resolverla. Es el método efectivo de naturalización para una población jodida o indiferente que no ve nada más allá de su propia lamentación o privilegio, respectivamente.

Cincuenta años de vida democrática nublados por los crímenes, nepotismo, corrupción, impunidad… Amparados por fundas, cajas, bonos, botellas, 500 pesos y un picapollo. Apretándonos como una tuerca y sacándonos el jugo.

Desde entonces nuestro país está lleno de representantes pusilánimes, actuando como la gata de María Ramos que tiran la piedra y esconden la mano, sin asumir posiciones claras sobre las situaciones que aquejan la cotidianidad nacional y local convirtiéndose en centros de críticas y descrédito, manteniendo en la incertidumbre a un pueblo que quiere respuestas y soluciones.

Se ha desvirtuado la democracia como principio de libertad y participación; volviendo al totalitarismo simulador e hipócrita donde se ven sumidas las masas con aires de libertad sin derechos.

¡Debemos luchar por otra cultura hermanxs míxs! Una cultura donde el pueblo no reciba como dádivas cosas que son producto de sus impuestos. Una cultura de que se reconozca que los funcionarios son empleados del pueblo. Una cultura de que los funcionarios representen los intereses del pueblo, no los personales o partidarios. Una cultura de que el poder lo representan “los de arriba” pero lo tienen “los de abajo”. Una cultura de oposición real y honesta. Una cultura de conciencia y acción. Una cultura… de valores.

Dice el filósofo Zygmunt Bauman: “La nueva organización de la vida es más individual y desregularizada, y eso hace crecer la insolidaridad.” Haciendo esto más difícil aún el despertar y movilización de las masas, en su pleno derecho de expresarse, exigir, protestar y producir cambios.

Pero sin perder la fe y representados por ese VERDE esperanza, que tanto pánico trae a los funcionarios en las actividades públicas, solo les canto ese pegajoso merengue de los 80 de Fernandito Villalona:

“Si siguen apretando la tuerca, se puede correr la roca.
Si siguen apretando la tuerca, se puede dañar la cosa.
Si siguen apretando la tuerca, se puede correr la roca”.

Artículos Relacionados

Comentarios

  1. Nicaury Martinez 5 Abril, 2017 a las 2:23 pm
    /

    Felicidades! Gran artículo.

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2017.

Powered by

CODASOR

Ir arriba