Ruben Moreta

La indiferencia

En Opinión  por

Siendo joven, leyendo la biografía de Martin Luther King, ese paradigmático líder de los derechos civiles de los Estados Unidos, me encontré con una frase suya que nunca he podido olvidar: “No me duelen los actos de la gente mala, me duele la indiferencia de la gente buena…”.

Este es un contundente aforismo, que he recordado a propósito de lo que acaba de suceder en Colombia con el triunfo del No en el referéndum que pretendía revalidar los acuerdos de paz entre  el gobierno y la insurgente Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Sucedió que el 62% de la población colombiana se abstuvo de concurrir a las urnas, es decir, fueron indiferentes frente a una cuestión tan central como la guerra que vive ese país sudamericano, que lleva cincuenta y dos años en un enfrentamiento sangriento  que ha matado a más de doscientos mil colombianos.

La indiferencia es una esquirla venenosa; es la concreción de la irresponsabilidad; es la abdicación de las virtudes humanas; es la expresión de la impasibilidad y el rostro del individualismo que caracteriza esta Era.

Es lo mismo que ocurre en San Juan frente a la pretensión de la explotación de las minas de oro.  Muchos voltean la cara y se hacen indiferentes frente a un problema que amenaza la supervivencia de este valle y su gente.

Propongo que en San Juan, frente a la explotación minera, matemos  la indiferencia, porque el agua es nuestro oro.

Autor

Rubén Moreta
Rubén Moreta

Periodista, Investigador y Profesor de Sociología Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2017.

Powered by

CODASOR

Ir arriba