Prof. María Isbelia A. de Alfonzo

EL NERUDISMO COMO ESTILO DE VANGUARDIA

En Opinión  por

Cuando su vida entraba en el ocaso, Pablo Neruda vuelve a transitar otra vez por la lírica romántica, estilo muy particular de elegante redacción, colmado de expresiones metafóricas, símil retórico y derroche de espítesis, inspirado el poeta en el gran amor de su vida Matilde Urrutia, de esta etapa surgen tres libros de importancia: ESTRAVAGARIO (1958), CIEN SONETOS DE AMOR (1959) y LA BARCAROLA (1967).

En esta quinta etapa realmente prolífica también publica sus poemarios: LA ESPADA ENCENDIDA y LAS PIEDRAS DEL CIELO (1970).

Después de la muerte de Pablo Neruda fueron publicadas sus memorias en un extraordinario libro escrito en prosa: CONFIESO QUE HE VIVIDO.

El capitulo central de este libro se titula: Los Crepúsculos de Marurú y decía el poeta: “Nadie me ha preguntado nunca el por qué  de Marurú”… Tal vez muy pocos sepan que se trata apenas de una humilde calle visitada por los más extraordinarios crepúsculos, cuando  yo escribía.

Es de pensar sin lugar a dudas que la belleza crepuscular fuera cómplice de su magnifica creación literaria final.

Cuenta Neruda en estas memorias que la lluvia fue un personaje más de su inspiración en la creación literaria, y de esta manera lo dijo muy bien: “La lluvia fue mi único personaje inolvidable como un poder terrible y sutil en mi Araucana natal…”

Decía el poeta que en los días de su infancia su personaje inolvidable sería la lluvia, ese arte de llover como un poder terrible que jamás pudo olvidar.

En el análisis literario de la lírica vanguardista tomamos precisamente como muestra a Pablo Neruda por ser el escritor que cultivo la poesía en cinco etapas cantándole al amor, a la vida, a los desencuentros, a las injusticias sociales y las desigualdades en todas sus fases.

En su incipiente creación literaria hablar de CREPUSCULARIO (1923) es ubicarnos en la primera fase poética de amores juveniles y estilo romántico.

En este momento también sale a luz VEINTE POEMAS DE AMOR Y UNA CANCIÓN DESESPERADA (1924), Estos son poemas tristes de tonalidad elegíaca donde se conjuga el amor con el abandono y la soledad con la muerte.

La segunda etapa corresponde a su fase más hermética, donde prevalece el oscurantismo dando origen a una obra bien cerrada como es RESIDENCIA EN LA TIERRA.

Tres experiencias cruciales signan la vida de Neruda en esta época: La profunda crisis interior que enfrenta en Birmania, Ceilán y Java.

La Guerra Civil Española cuyo inicio pudo presenciar y la Segunda Guerra Mundial.

Lo vivido en estos momentos produce un cambio radical en la concepción literaria del poeta, de esta lucha interior surge la búsqueda de su propia identidad y de un nuevo lenguaje rompiendo con los paradigmas establecidos en la redacción.

De tal manera que en la creación poética de este momento tiende a romper con las ataduras sintácticas, produciéndose un lenguaje anárquico que omite verbos y sustantivos en la redacción, desaparece en las expresiones metafóricas, la imagen sugerente, quedando tan solo la sugerida, surge la enumeración caótica como figura literaria.

El verso se hace completamente libre dando pie a una expresión hermética de difícil comprensión, son versos que dan origen a las poesías que muchas veces no pueden ser explicadas con palabras, que tan solo el poeta lleva en su interior y descifrar le corresponde al lector.

Este estilo se conoce como el Nerudismo, imitado aún por muchos poetas contemporáneos.

La tercera fase de Neruda esta marcada por la desaparición de su amigo Federico García Lorca, inspirándolo a escribir ESPAÑA EN EL CORAZÓN y CANTO GENERAL, son poemas de denuncia social, de protesta y de canto a la injusticia, en este momento la palabra pierde un poco esa tendencia a la oscuridad.

En la cuarta fase el poeta entra en contacto político con las masas, surge una poesía sencilla y aún más didáctica, resolviéndose en parte el problema del Nerudismo. Son LAS ODAS ELEMENTALES, máximos exponentes poéticos de este momento.

Y de esta manera concluye Pablo Neruda  su extraordinaria y prolífica obra poética volviendo en la quinta fase a la etapa romántica de sus comienzos.

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2019.

Powered by

CODASOR

Ir arriba