Prof. María Isbelia A. de Alfonzo

QUE DE MAGNIFICENCIA

En Opinión  por

¡Cómo traducía en la expresión las más castas impresiones del alma! En una invitación al estilo denso de la meditación:” Entren por la puerta angosta porque ancho y espacioso es el camino que conduce a la destrucción y muchos son los que lo buscan, mientras que angosta es la puerta y estrecho el camino que conduce a la vida y pocos son los que la hallan…” Sabias palabras afloran desde lo interior desconocido de Aquel Gran Maestro en importante sermón dictado a manera de parábola a los tantos seguidores, una composición policroma plasmaría en lienzo diáfano de aquella cima montañosa, muy cerca del mar de Galilea traduciendo un cuadro iluminado de belleza bíblica.

Es significativo que cuando Jesús hablaba improvisaba su lección impregnada de esencia inmortal, envuelto en un nimbo de resonancia misteriosa y un fuego celestial en la mirada persuadiendo a la multitud ávida de conocimientos.

No obstante en ese momento una gran muchedumbre lo escuchaba, algunos provenientes de Judea, otros de Jerusalén y otros tantos venidos de Tiro y Sidón, precisamente en ese sermón escogió doce de sus discípulos que serían los seguidores de la vida apostólica.

Y en ese instante pudo decir profundamente: “Ustedes son la luz del mundo, una lámpara no se pone debajo de una cesta sino sobre el candelero, así mismo resplandezca la luz de ustedes delante de los hombres…”

En este extenso sermón El Gran Maestro sumó su juicio a la crítica en demasía: “Como puedes decir a tu hermano, permíteme extraer la paja de tu ojo cuando ¡Mira! Hay una viga en tu propio…”

De pronto se quedaba mirando el alto cielo como recibiendo la inspiración del Padre, una cascada de ideas fluía de la nada y con la mansedumbre propia de una recortada sonrisa le dice a La de Magdala: -No, no llores, mucho te será perdonado, porque mucho has amado…” Con este sublime perdón de profundidad espiritual despierta entre el gentilicio una fe sin límites que conlleva a alcanzar el bálsamo de la vida transparente.

Y al referirse al augusto recogimiento de la oración afirmaba: “Cuando ores entra en tu cuarto privado y, después de cerrar tu puerta, ora a tu Padre que está en lo secreto”

Fue muy significativo la potestad en demasía de los bienes terrenales: “Dejen de acumular para sí tesoros sobre la tierra donde la polilla y el moho consumen y donde ladrones entran por la fuerza y hurtan, más bien acumulen para sí, tesoros en el cielo, donde está tu tesoro estará tu corazón”

Y finalizo con esto: Taumaturgo de Nazaret en la impronta de la vida quedó eternizada tu huella sempiterna…

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2017.

Powered by

CODASOR

Ir arriba