beso en la playa

Amor de “Segunda Base”

En Opinión  por

La molestosa incontinencia al hablar es parte de algunos seres humanos. Hay sujetos que no pueden parar de charlar. Su locuacidad es trepidante, indetenible, rayando en la pedantería.

El exdiputado Alfonso Crisóstomo, apodado “El Querido” es uno de esos personajes parlanchines, que usan su oralidad para llamar la atención de todos. De tanto hablar hace daño a otros y a sí mismo. Es lo que acaba de ocurrirle por estar de relamido alardeando que tiene una amante, a quien ha denominado “su segunda base”.

El país simula estar consternado por esta revelación y todos cuestionan y abominan que este hombre zafio haya revelado tener una concubina o “segunda base”.

Crisóstomo, funcionario del gobierno, exlegislador y jefe del PLD en Puerto Plata ha hecho apología de la infidelidad masculina y recibe como castigo una salvaje lapidación mediática: grandes titulares en medios impresos; despliegue noticioso crítico en todos los informativos de televisión; se debate su afrenta en los talk shows de la radio; se han elaborado programas “especiales” con gurús en psiquiatría, sexología y feministas, y en las redes sociales digitales “El Querido” es trending topic.

Ahora bien, hasta los años ochenta del pasado siglo el hombre dominicano que no tenía una “Querida” (así eran denominadas las barraganas que ahora intitula como “segunda base” el puertoplateño) era mal visto. Pero hoy algunas cosas han cambiado, aunque la deslealtad masculina no haya sido desterrada.

La hipocresía del sujeto dominicano nuevamente se pone de manifiesto, porque lo que hace “El Querido” es parte de la realidad social, donde la infidelidad masculina es aceptada socialmente, pero su abordaje público es un tema tabú. Por ejemplo, quien no sabe que los peledeistas funcionarios en el gobierno, en la capital y en los pueblos del interior del país –con muy escasas excepciones- tienen su “segunda base”. Incluso, la mayoría de burócratas morados hace tiempo que cambiaron las esposas pobretonas “y viejas”, por alguna más joven. Sus razones tendrían y no me importa.

Lo que sí me importa es que el modelo patriarcal-machista no ha sido derrotado en la República Dominicana. Todavía el hombre dominicano acumula mucho poder y control familiar y se cree dueño de licencia amatoria prolífica.

Falta elevar la participación de la mujer a una condición de paridad económica y laboral, para que rompa las cadenas de la desigualdad que la atan.

Por intemperante, el Querido se va a quedar “sin pito y sin flauta”, porque la “primera base” – la esposa – se divorciara y la “segunda base”, molesta también, lo botó; Reinaldo le dio un boche público; el Presidente Medina baraja su cancelación como Viceministro de Industria y Comercio, y Leonel pidió su expulsión del PLD.

Al Querido lo castigó la bocaza.

Foto tomada de : funmozar.com

Autor

Rubén Moreta

Periodista, Investigador y Profesor de Sociología Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2022.

Powered by

CODASOR

Ir arriba