Roberto Paulino

En busca de una reelección rechazada.

En Opinión  por

Algunos políticos en sus afanes para alcanzar o continuar con las posiciones que tienen, no son capaces de orientarse sobre las filosofías populares plasmadas en dichos y refranes.

Por ejemplo es común escuchar entre la gente del pueblo dominicano cosas como estas: “No es bueno forzar el mingo” “El que mucho abarca poco aprieta” “Lo demasiado hasta Dios lo ve” “Tanto va el güiro al agua hasta que se rompe”

Todos estos dichos y refranes se ajustan muy bien al sector que quiere que se modifique la constitución para confeccionarle un traje a la medida al actual presidente y este pueda optar por un nuevo periodo presidencial.

Es lastimoso que un grupo de personas no escondan la ruindad y perversidad de sus corazones y hayan tocado sus flautas adormecedoras para convencer al presidente Medina que se violente la Carta Magna.

Digo esto, porque a pesar de que esas personas saben muy bien de que existe un rechazo enorme, por quienes en verdad tienen en sus manos la autoridad para aprobar o rechazar proyectos de leyes, aun así se empeñan en querer someter un proyecto para modificar la constitución.

¿Qué se persigue con esto? ¿Corromper a los legisladores a fuerza de inmensa cantidad de dinero para que aprueben el proyecto? ¿Colocarle una camisa de fuerza a Leonel Fernández para que se vea obligado a negociar posiciones electorales y cargos en el Estado con Danilo Medina?

Estas y otras interrogantes que puedan aparecer, serán respondidas cuando llegue el momento con el verdugo del tiempo el cual tarde o temprano tendremos que ver atravez de el, la ultimas decisiones que se tomaron en torno a la reelección presidencial.

Pero mientras pasa el tiempo tenemos que condenar actitudes como la de Felucho Jiménez presidente de la Refidomsa, quien supuestamente había informado que posee 38 millones de dólares para imponer la reelección.

También la propia actitud del presidente Medina, quien dijo en varias ocasiones que solo gobernaría por solo 4 años y nunca más, ahora lo vemos pisoteando sus palabras tal como se pisotea a una inmunda cucaracha.

Incluso Danilo Medina fue mas lejos, al atreverse a jurar ante la tumba del profesor Juan Bosch, que haría un gobierno ético y moral y que solo gobernaría por solo 4 años.

Y uno se pregunta ¿Es ético y moral, comprar votos para modificar la constitución? ¿Acaso no es sagrado el juramento que se hace ante la tumba de un muerto? ¿Se puede confiar en una persona que viole sus propios juramentos?

En la vida hay tres tipos de juramentos que sobrepasan en seriedad, responsabilidad y compromiso a quienes se atreven a realizarlo, el juramento que se le hace a un moribundo, el pacto de sangre y el que se hace sobre la tumba de un muerto.

Nadie esta obligado a jurar y comprometerse ante nada ni nadie, pero si jura, si se está obligado a cumplir con lo jurado y pactado, no se puede estar cambiando de posición porque la circunstancias nos favorezcan, eso no es de hombre serio.

El hecho de que Danilo Medina lo este haciendo bien, eso no le da un aval para reelegirlo si la constitución se lo prohíbe y muchos menos entrar en acciones corruptas para cambiar la constitución, esta parte es la mala, porque si fuera un clamor de toda la sociedad no seria nada malo un cambio en la Carta Magna.

Un presidente es elegido por el pueblo para que le resuelva los problemas que los afectan, por lo tanto es para que lo haga bien como lo está haciendo el actual mandatario, el no fue elegido para que si lo hiciera bien modificara la constitución.

Soy de los que me inclino, en que ese avasallamiento, esa iniquidad, ese atropello a nuestra constitución por parte de quienes pretenden modificarla, no para favorecer a Danilo Medina, sino mas bien favorecerse ellos, será detenida en el muro legislativo por diputados y senadores.

Esos diputados y senadores que se oponen a una modificación a la constitución, responden a líderes de los tres partidos mayoritarios, los cuales han manifestado su rechazo a una nueva enmienda constitucional.

Y es con esos legisladores que hay que contar a la hora de tratar de someter proyectos de leyes, no es con comentaristas radiales ni de televisión ni de opiniones de cercanos al presidente, ni mucho menos directrices emanadas de un órgano llamado Comité Político, son los legisladores que deciden cualquier cambio a la constitución.

En tal virtud quienes se afanan en redactar un proyecto de ley para modificar la constitución, están perdiendo su tiempo porque ya conocen cual será la actitud que asumirán la mayoría de legisladores, ellos saben que eso seria una crónica de una muerte anunciada.

Ahora yo pregunto ¿para que continuar con esto? ¿No sería unas ganas de joderle la paciencia al pueblo dominicano?

Autor

Roberto Paulino
Roberto Paulino

Comunicador

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2021.

Powered by

CODASOR

Ir arriba