Marino Feliz Rodriguez

SEMANA SANTA EN REFLEXION.

En Opinión  por

Después que me robaron en la Sirena de Baní, seguí para Uvilla a ver y estar unos días con mi madre, familiares, amigos y amigas de mi terruño querido, y me llegaron varios minutos de reflexión de muchas cosas: Políticas, Jurídicas, Chisme, Música, bailes sensuales, Cachua y Gagá.

Lo de la política era inevitable, no bien saludaba a alguien, la primera cosa después de la alegría manifiesta de vernos, como disparo de cañón salía la pregunta sobre la reelección o de si Leonel Fernández iba a aspirar para el 2016; respuestas para mí muy fáciles. -Bueno andamos con Leonel Fernández recorriendo el país, muestra de que aspirará a la presidencia para el periodo presidencial 2016-2020, y que de seguro ganará la contienda. Sobre la reelección contestaba muy a secas: “la constitución la prohíbe”. Y agregaba: -eso es un allante de los gobiernistas para mantener a sus súbditos motivados en todo el sentido de la palabra. Entre extrañados y calmados pasaba el saludo a otro para soltar el tema.

Pero lo que más les inquietaba a todos era oír de mí, la opinión del caso de Félix Bautista. Los rostros de la gente reflejaban sin timidez, la alegría de su corazón al saberse que podían preguntar a un protagonista directo sobre ese tema, ahí mismo y en vivo. El gozo era casi orgásmico, unos desilusionados, otros echaban un hurra y otros hasta aconsejaban y recomendaban estrategias. ¿Qué yo les decía? Sencillo. Que a Domínguez Brito, eso era lo que le interesaba, que le fallaran en contra, que por eso tomaba un caso de relevancia, sabiendo que eso no iba para ningún lado, instrumentaba mal los expedientes para echar la culpa a la justicia, para cebarse con la figura de Leonel Fernández por medio de Félix Bautista, y así intentar recibir el financiamiento gratuito del 40% que adversa al PLD; con la apelación pasará lo mismo porque, jurídicamente, el procurador sabe más que nadie, que él no tiene la razón. Y así les sazonaba diciendo, que su afán no es jurídico sino mediático. ¿QUE LE IMPORTA A DOMINGUEZ BRITO, LA CORRUPCION NI FELIX BAUTISTA? Los gritos escandalizaban el ambiente y los brazos se alzaban en señal de victoria como queriendo tocar el Sol. -Que alegría la de mi gente de Uvilla.

Los chismes me llegaban de los candidatos a Alcalde en el Distrito Municipal de Uvilla, todos quieren que les apoye y se critican los unos a los otros sus estrategias, pero nada malo. Yo, al que gane del PLD apoyaré. Les dije. Todos son muy buenos, mis amigos y primos en dos de los casos. 4 aspiran a la posición; la música retumbaba el entorno y los cielos; Llegaron unos jóvenes y otros no tan jóvenes desde la capital con unos carritos viejos con equipos de música preparados que estremecían el especio y sobre todo cuando tocaban el tema de «La Chapiadora» de Toño Rosario. No sé porque gustaba tanto, aunque debo decir que el ritmo del merengue es contagioso, -si se le puede llamar como tal-. Las y los jóvenes se gozaban la música, los movimientos de las mini faldas y los pantaloncitos pegaditos despertaban al más soñoliento de los mortales presentes. ¡Señor perdónalas que no saben lo que hacen!

Las cachuas (Diablos cojuelos) ya no salen el Sábado Santo en la madrugada como se hacía antes, ni a ninguna hora; me cuentan que ahora se disfrazan el 27 de febrero, importando la tradición carnavalesca de Santo Domingo. Pero vi un tímido gagá que apareció bailando en el rigodón y desapareció en pocos minutos. Mi reflexión al respecto es: -que esas tradiciones fueron sustituidas por las arriba contadas: Música, bulla, baile, bebidas alcohólicas, baños, comidas, ruidos de vehículos y todo efecto convidador de lujuria y placer. ¡Madre iglesia míranos! Si, me paré en la Sirena de Baní a hacer una compra para llevarle a mi madre, me detuve allí a las 11:10 A.M., compré, pagué y salí a las 12:20 P.M., para retomar mi marcha hacia Uvilla; al llegar a mi vehículo y abrir la parte posterior para colocar lo comprado, noté que me faltaba el porta trajes -que estaba lleno de camisas y polochés-, mi bulto, el de mi esposa, el de mi sobrino Luis, el de mi hermana Mirla y mi arma de fuego. Fui a la policía en Baní, lo reporté, compramos algunas cosas para poder seguir el viaje de Semana Santa, volví a la Sirena, y les entregué el acta policial. Le pregunté al gerente del local comercial Juan Fernández: Si me iban a pagar o esperar que les demande. Muy cortés dijo -que ya había hecho el reporte a sus jefes, que me llamarán. Yo por mi parte ya tengo preparada la demanda.

Aunque salí el Jueves Santo a las 10 A.M., para Uvilla, gracias a ese evento llegué a las 7:20 P.M., pero llegamos, compartimos y disfrutamos la Semana Santa entre familiares y amigos. Y lo mejor de todo, y a pesar del robo, -que no pasó ningún acontecimiento lamentable.

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2021.

Powered by

CODASOR

Ir arriba