A Leonel lo quieren joder

En Opinión  por

El acto que realizó el ex presidente Leonel Fernández el pasado domingo 26 de agosto en el Palacio de los Deportes de Santo Domingo, si es cierto que no aglomeró las decenas de miles de simpatizantes que se acreditan sus organizadores, no menos cierto es que fue abarrotado el escenario y ello tiene preocupados a mas de uno de los que apuestan por la continuidad del presidente Danilo Medina mas allá del 2020, a pesar del impedimento constitucional que pesa sobre sus hombros.

El acto en cuestión puede ser considerado un arma de doble filo para el también presidente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), ya que por un lado no debe repetir errores del pasado en donde por mantenerse “amagando y no dando” con unos vientos que nunca soplaron, el equipo del presidente Danilo Medina en un abrir y cerrar de ojos le montaron la reelección; por otro lado, se hace necesario definir desde temprano de qué lado están las lealtades, ya que si no emite una clara señal de su interés de retornar al poder, los votantes se comprometen con otros.

Al optar el Dr. Fernández por dejar claro que será el candidato del PLD; ha despertado los mil demonios en la casa de gobierno. Ya el presidente Medina dijo en una reciente entrevista que será en marzo que hablará de su repostulación, dejando con ello un torbellino en el morbo popular. Mientras el presidente se decide, ha mandado a las calles a sus pupilos Navarro, Domínguez Brito, Amarante Baret y Reinaldo, con el objetivo que simulen aspirar para no dejarle solo el escenario al Dr. Fernández, consciente de que ello resultaría altamente nocivo para sus propósitos.

Los ataques y descalificaciones contra Fernández no se han hecho esperar, empezando por Reinaldo Pared y Amarante Baret, tildándolo de caudillo, egoísta, de irrespetar la Constitución, entre otras cosas. Ahora viene un golpe mas contundente que lo sentará y no lo dejará con ánimo de caminar. Se trata del caso de los Super Tucanos; un expediente que la Procuraduría General de la República había dejado en receso, por el que sólo dos o tres personas han sido procesadas; pero que es de todos conocido que aún faltan los “pejes gordos” que podrían ser encartados.

No es fortuito que en el día de hoy, el Cuarto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, autorizó la aplicación de un juicio penal abreviado a la multinacional brasileña Embraer por los sobornos que admitió pagar para que el Estado dominicano comprara ocho aviones Super Tucano en el año 2009 cuando era presidente Leonel Fernández. La jueza Yanibet Rivas condenó a la empresa al pago de US$7 millones a favor del Estado dominicano a través de la Procuraduría General de la República, homologando entre ésta y Embraer, el acuerdo para que le entregue información sobre los sobornos que ante la Justicia de Estados Unidos admitió haber pagado a funcionarios dominicanos.

El Procurador General Jean Alain Rodríguez, que no ha sido tan diligente para otros casos, ha informado que durante las próximas semanas y en un plazo máximo de 45 días, vigente desde el pasado 28 de julio, el Ministerio Público empezará a recibir oficialmente de parte de Embraer la nueva información sobre los sobornos, la que de inmediato comenzará a ser analizada y cotejada por un equipo de la Procuraduría Especializada en Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA). Con estas declaraciones se persigue una sola cosa: enviarle a Leonel el mensaje de que se está quieto o lo joden.

Leonel debe preocuparse porque el entorno del presidente Medina no se anda con recovecos y ha dado demostraciones mas que fehacientes que cuando de defender sus intereses se trata, tienen los juegos bien pesados. Están claros que quien con ellos no está su enemigo es y como tal es tratado. Bastaría ver el reciente caso de Luís José Asilis, propietario del Grupo Metro (Metro Country Club), quien a pesar de declararse amigo de ambos líderes del PLD, había manifestado su apoyo a Fernández y no tardaron en abrirle un expediente por evasión fiscal, lavado de activos y falsificación, por lo que guarda prisión en la cárcel de la fiscalía del Distrito.

El grupo de “fieles” a Leonel que fue funcionario en su gestión, que meta su barba en remojo porque en cualquier momento le llegará su barbero; los empresarios deben “ponerse claros” de a quién apoyan, porque en caso de no estar alineados con la reelección en cualquier momento alguien tocará su puerta y no será precisamente para una visita de cortesía. Yo por mi parte, ni de Danilo ni Leonel; de Hipólito ni Abinader; menos de Amable ni Miguel. Como a nadie apoyo, a nadie daño. Sólo tengo compromiso con Dios y con la patria.

Autor

Cristian Hidalgo
Cristian Hidalgo

Escritor, Ingeniero Civil de profesión y Realtor de oficio. Desarrollador de proyectos inmobiliarios, Asesor de Fideicomisos, Ley 189-11

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2018.

Powered by

CODASOR

Ir arriba