Toma chocolate, paga lo que debe

En Opinión  por

Por: ING. MIGUEL RECIO

“El capital no es un mal en sí mismo, el mal radica en su mal uso”….Mahatma Gandhi (Político y pensador indio). Las relaciones internacionales definitivamente van de la mano con los beneficios que puedan estas traer consigo. Pero en sí, esos beneficios que deben llegar de una u otra forma a la población, DEPENDEN DE LAS MANOS QUE MANEJEN LOS RECURSOS, y eso es lo que a muchos dominicanos les preocupa con la noticia sobre la apertura de las relaciones con China Continental.

Como ejemplo de lo que traen las relaciones si se administran de mala manera, podemos citar a Venezuela, la cual rompe relaciones con Taiwán y en el año 2007, en razón de que al “milagroso e inmortal” presidente y líder de la revolución bolivariana, Hugo Chávez, se le ocurre establecer relaciones directas con China Continental. Esas relaciones fueron instauradas, más que todo y en ese momento, por meros asuntos relacionados con la geopolítica y la identificación de Chavez con los gobiernos de corte de izquierda, aunque China había realizado el “crossover” hacia un sistema capitalista muy particular.

Los resultados de esas relaciones al cabo del poco tiempo no se hicieron esperar, y mediante estas se le presentaron sendos proyectos de inversión a China, a titulo de tomar préstamos, para realizarlos en Venezuela a cambio de pagos que se efectuarían con petróleo crudo.

Los resultados apuntan a que toda esta política económica ha sido catastrófica para la nación sudamericana, y no por culpa precisamente de los chinos, sino por la forma de manejar los recursos que tiene la actual administración del gobierno venezolano, ese mismo que se acaba de imponer en las “elecciones” recién celebradas en ese pobre-rico país suramericano.

Al momento de ejecutar los prestamos crearon lo que denominaron “Fondo Conjunto Chino-Venezolano”, mediante el cual Venezuela podía accesar a recursos frescos provistos por bancos de la pujante nación oriental; dichos recursos servirían para proyectos que reflejarían una expansión en diversas áreas de la economía venezolana, entre las cuales se destacarían inversiones en satélites, viviendas, ampliación de los medios de transporte y millones de dólares en cientos de obras de bien social que deberían impactar positivamente en la nación.

En la primera fase de acuerdos económicos, se desembolsaron unos 45 mil millones de dólares, pero el endeudamiento siguió su curso de ascenso creando financiamientos de grandes volúmenes y a largo plazo (Fondo Pesado); al día de hoy la cuenta supera los 70 MIL MILLONES DE DOLARES que Venezuela debe al gigante del oriente y sin embargo NO HAY MUCHO QUE DECIR SOBRE LOS RESULTADOS porque todos los que estamos al día en cuanto a las informaciones veraces que salen del hermano país venezolano, observamos con pavor las imágenes de una nación en camino al desplome, y para que no sea visto como “propaganda yanqui”, como suelen llamar a todo fracaso los pseudo izquierdistas de los últimos tiempos (al estilo propaganda castrista), palpamos en viva voz de las hordas de “refugiados económicos” que salen de allí todos los días un solo grito a la miseria que se administra en ese pobre-rico país suramericano, otrora receptor de decenas de miles de personas de toda la geografía americana y otras latitudes, que iban allí en busca de mejor suerte, mientras nos preguntamos paralelamente ¿en qué?, o ¿a dónde han ido a parar los recursos de los chinos?.

Es lógico suponer que no todo se ha ido por el ducto vergonzante de la corrupción, lo que nos mueve a pensar que el clientelismo ha tenido un papel protagonico, como barril sin fondos que sabemos suele ser, para mantener un estado “cuasi paralizado”.

China no solo está endureciendo cada vez más su posición con el régimen del presidente del país suramericano, sino que también está cobrando sin contemplaciones ideológicas, al vencerse el periodo de gracias que tenían por acuerdo. El estilo soviético se esfumo, si era lo que creían reeditar estos pseudo revolucionarios, corruptos por excelencia, al pensar que el modelo cubano se podía reproducir en la Venezuela de hoy, apoyándose en un bastón del que sostenerse “gratuita y graciosamente” sin importar el tiempo.

Es por ese cuadro dantesco que se vive en el hermano país suramericano que, en nuestro país, cuando se anuncia con bombos y platillos el importante hecho de establecer relaciones con China Continental, rompiendo abrupta-mente con Taiwan al que deberíamos agradecer eternamente, a muchos les surgió el escepticismo clásico que sugiere el hecho de que a los actuales gobernantes del país les simpatiza el sistema clientelar, y son propensos al continuismo y al endeudamiento externo, tal y como sucede con sus colegas venezolanos.

Si las MANOS QUE RECIBEN recursos a titulo de préstamos, dilapidan los mismos, o los manejan con fines político electorales como muchos perciben se han hecho con otros préstamos en épocas anteriores, la suerte de las generaciones actuales y futuras de nuestro pais estaría echada; pero echada al fracaso rotundo y calamitoso por el que transita la actual generación de venezolanos.

La imagen puede contener: cielo y exterior

Autor

Redacción

Departamento de Redacción, Diario Digital NotificaDO

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2018.

Powered by

CODASOR

Ir arriba