Gracias Señor Presidente

En Opinión  por

Hay una frase bíblica que dice: “a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios”. Durante los cinco años que lleva el presidente Danilo Medina gobernando el país, he sido un crítico feroz de su figura como Primer Mandatario, al considerarlo “mal agradecido” para con su provincia natal, ya que “quien no ama a su patria chica, mucho menos podrá amar a su patria grande”.

En el día de ayer martes 21 de noviembre, asistí a la inauguración de la carretera “Bohechío – Padre Las Casas”, y aunque llegué tarde a la actividad me tocó escuchar el discurso de Gonzalo Castillo, ministro de Obras Públicas. Estaba en la programación previsto el corte de la cinta que dejaba formalmente inaugurada la obra y clausurado el acto; sin embargo, el Señor Presidente entendió que debía dirigirse a sus compueblanos y tomó el micrófono. Sus palabras parecían como respuestas a mis cuestionamientos. Debo confesar que su discurso satisfizo mis expectatitvas.

No es cierto que el presidente Danilo Medina no ha hecho nada por su pueblo. Podrá no estar haciendo lo que usted y yo creemos debe. En los actuales momentos se encuentran en fase de desarrollo 3 grandes proyectos agropecuarios enclavados en nuestras montañas, que generan empleos directos a miles de humildes campesinos que mes tras mes reciben sus pagos religiosamente. Son dos proyectos por las montañas de Bohechío con una inversión de mas de mil millones de pesos cada uno, y otro en la zona de Sabaneta, San Juan de la Maguana, con mas de 900 millones de pesos.

Carretera Bohechío – Padre Las Casas, inaugurada ayer por el presidente Danilo Medina

Decía el presidente Medina en su discurso que si los bancos de la zona se abarrotan de personas cobrando el pago que reciben por trabajar en esos proyectos, que “eso no es nada comparado que lo que viene dentro de 4 o 5 años cuando entren en su etapa de producción”. Aduce el Mandatario que “lo que reciben ahora no es mas que ‘la colita’ del premio mayor”; según los estudios que poseen, cada uno de esos proyectos generará al año mas de mil millones de pesos.

En los actuales momentos el Ministerio de Obras Públicas está construyendo todas las obras de infraestructura (carreteras, puentes, caminos vecinales, presas, canales de riego, etc), necesarios para el buen desarrollo de los mismos. La construcción de esos 10 kilómetros de carretera es una muestra fehaciente de ello, ya que por mas de treinta años esas comunidades no estuvieron inter incomunicadas. Para poderse visitar tenían que dar una vuelta superior a 50 kilómetros de peligrosa ruta. Además esa vía inaugurada en el día de ayer, acorta en mas de 40 kilómetros la distancia Bohechío – Santo Domingo.

Pude apreciar además el majestuoso e impresionante paisaje de esas montañas, las cuales poseen un alto potencial turístico. Hace falta que un inversionista inmobiliario nacional o internacional ponga sus ojos en esa zona. Ya las vías de acceso están hechas y de excelente calidad; puedo testimoniar que Jarabacoa es nada comparado con ese paisaje. Allí se pueden desarrollar grandes proyectos de villas veraniegas y permanentes para el turismo ecológico; es inefable la sensación que se percibe por esa zona y las grandes cosas que en ella pueden hacerse (Pueden contactarme al whatsap: 829-337-2092).

Impresionante vista de la vegetación a ambos márgenes de la vía.

Al final, con ese “tapa boca” que me puso en el día de ayer el Señor Presidente, sería yo el mal agradecido si me quedo callado y no digo en el día de hoy: muchas gracias Señor Presidente, gracias por pensar y obrar en beneficio del hombre del campo, gracias por pensar en su provincia, gracias por invertir en los que menos pueden. Usted puede ahora incentivar la inversión turística en toda esa zona, otorgando facilidades y exenciones a quienes desarrollen proyectos de inversión en esas montañas, mas allá de las que ofrece la ley que crea a San Juan como provincia ecoturística.

Ahora Señor Presidente, para completar el despegue de esta lejana provincia, sólo nos hace falta la creación de empleos de calidad para nuestros jóvenes urbanos. Una zona franca agroindustrial para procesar todo cuanto en esas montañas se está produciendo. Con ello se garantiza el empleo (directo e indirecto) de decenas de miles de personas, lo que impactaría positivamente nuestra provincia. Esa zona franca debe ser creada desde ya, y mientras llega la producción agropecuaria, algunas empresas de servicios como los call centers, con ciertas facilidades del gobierno podrían operar desde aquí.

Todos los pueblos aspiran a desarrollarse y a progresar. Si un gobernante crea las políticas públicas para que ello sea posible a favor de una provincia determinada, ese será su mayor legado; lo convertiría en el gobernante digno de representarle como pueblo. Mas allá de ahí, cualquiera que pretenda sucederle no será por necesidad, mas bien un “quítate tu, para ponerme yo”. En lo personal, sin importar si Pedro o Juan, mi identidad está con quien realice las grandes transformaciones que nos desarrollen como pueblo, como nación. Una vez mas, gracias Señor Presidente.

Autor

Cristian Hidalgo
Cristian Hidalgo

Escritor, Ingeniero Civil de profesión y Constructor de oficio. Desarrollador de proyectos inmobiliarios, Asesor de Fideicomisos, Ley 189-11

Artículos Relacionados

Comentarios

  1. research paper help 23 noviembre, 2017 a las 8:38 am
    /

    My brother suggested I might like this blog. He was entirely
    right. This post truly made my day. You can not
    imagine just how much time I had spent for this info!
    Thanks!

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2017.

Powered by

CODASOR

Ir arriba