ALGUIEN SERÁ MÁS RICO, SAN JUAN SERÁ MÁS POBRE

En Nacionales - Opinión  por

Por: Melissa Peguero

Hace más de una década, surgió el rumor de que en la provincia San Juan, específicamente en una zona denominada como Proyecto Las Tres Palmas, había una gran mina de oro.

Estos datos fueron confirmados en el año 2013, por una empresa de ingeniería llamada Inex Ingeniería y Exploración S.R.L., la cual mediante una rueda de prensa dio a conocer que luego de haber realizado algunas exploraciones, habían detectado la presencia de más de 3 millones de onzas de oro.

Estas informaciones dieron origen a un gran regocijo en la provincia, ya que pasaríamos, según muchos, a ser una provincia que basaría su economía en la extracción minera, dejando un poco de lado la economía agrícola, que muchas frustraciones había causado al campesino en esa época.

En dicha rueda de prensa, un ingeniero de apellido Espaillat, expresaba que se necesitaba de ocho meses a un año para realizar la excavación de este rico recurso que se había encontrado, y aunque no se especificaba el valor económico del descubrimiento, se enfatizaba en lo beneficioso que sería el proceso de extracción, en materia económica para toda la provincia. Máxime, cuando según él, se podía realizar la explotación sin causar ningún daño al medio ambiente.

Al día de hoy, las proyecciones de una empresa canadiense que no ha perdido tiempo para instalarse a explorar el área (Gold Quest), apuntan a que dentro de los próximo 5 años San Juan se convertirá en la mina de oro y cobre más importante del país, pudiéndose extraer aproximadamente 10 millones de onzas de oro.

A raíz de este gran hallazgo, es oportuno analizar en qué le beneficia a la provincia este proyecto, para lo cual es necesario recordarle a la población algunos aspectos: La provincia San Juan posee características hidrológicas favorables, de tal forma que sus montañas decantan agua suficiente para alimentar los principales canales de riego destinados al suministro de agua para la agricultura.

El rio Yaque del Sur, por ejemplo, que nace en la Cordillera Central y desemboca en la Bahía de Neiba, alimenta los acueductos que transporta el agua potable para el consumo de las comunidades.
Ahora bien ¿Dónde se encuentra las Tres Palmas? Abarca las zonas de Hondo Valle, Los Tomates, La Escandalosa, La Higuera, entre otras comunidades alrededor de la parte alta de la provincia.

A esto debemos sumarle la presencia de Gold Quest en la zona de Juan de Herrera, Las Maguanas, Hato Nuevo, entre otras localidades de la zona norte del rio San Juan, el cual es alimentado por el rio Yaque del Sur, y es considerado como uno de los caudales más importantes que poseemos.

Con la explotación del oro en estos lugares, nos estaremos despidiendo de los grandes caudales de los ríos Yaque del Sur, Rio San Juan, Los Baos, Jínova, Yábano, Loro, entre otros; nos estaremos despidiendo además, de toda la fauna y la flora que en su alrededor habita; nos estaremos despidiendo del agua para irrigar las tierras, que aseguran la mayor parte de la producción de la región, y sobretodo nos estaremos despidiendo de agua potable para el consumo humano. Entonces se aproximarán enfermedades, como las que han afectado a los pobladores de Cotui, los cuales solo han sido víctimas de la explotación de una empresa que cada día se hace más rica en una provincia que cada mañana se hace más pobre.

La Ley General sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales, en su Art. 3, declara de interés nacional la conservación, protección, restauración y uso sostenible de los recursos naturales, el medio ambiente y los bienes que conforman el patrimonio cultural. Aún cuando la ley dispone lo anterior, se otorgan permisos de exploración, bajo la premisa de que se puede explorar manteniendo el uso sostenible, ya que estas empresas proponen métodos muy sofisticados de exploración, explotación y reforestación de forma simultánea. Pero lo cierto es, que no importa el método y las técnicas utilizadas para explotar el oro que hay en San Juan: ellos serán más ricos y San Juan será más pobre.

El principio establecido en el Art. 169 de la referida ley, al que los ambientalistas le han llamado “El que contamina paga”, no se cumplirá luego de haberle causado un perjuicio al medio ambiente y los recursos naturales de la provincia. Puedo estar segura de que no será posible, luego de haber destruido los recursos hídricos y todo lo que ello conlleve, el restablecimiento de la situación anterior al daño.

Es por todo lo anterior que apoyo la lucha contra la explotación de nuestras tierras, que con tanto empeño un grupo de sanjuaneros ha emprendido; y no es sólo responsabilidad de los pobladores de San Juan salir en defensa de un recurso que de manera directa e indirecta, ha sido el sostén de miles de familias. Es una postura que debe asumir toda la población, ya que definitiva, la extracción de oro en San Juan se traduce en menos vida para todos.

Autor

Redacción

Departamento de Redacción, Diario Digital NotificaDO

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2020.

Powered by

CODASOR

Ir arriba