La Independencia Nacional

Secciones: Nacionales  por 0

El pueblo dominicano conmemora el 172 aniversario de la Independencia Nacional. El 27 de febrero del 1844 nuestra República pasó a formar parte de las naciones libres y soberanas del mundo, tras lograr romper la dominación haitiana mediante una singular lucha política.

Razones sociopolíticas muy particulares conllevaron a que nuestra separación no se hiciera de España, nuestra “Madre Patria”, que impuso a sangre y fuerza su sello colonizador, sino del vecino Haití, que había proclamado su independencia el 1 de enero del 1804, encabezado por Jean Jacques Dessalines, y que en 1822 produjo una invasión a la parte Este de la isla o Santo Domingo Español, convirtiendo la isla durante 22 años en una sola unidad política.

El grito libertario del pueblo dominicano se logró a partir de los ideales patrióticos y revolucionarios de una cantera de jóvenes de la pequeña burguesía urbana liderados por Juan Pablo Duarte, y que se agruparon en una plataforma liberal y revolucionaria que se hizo llamar Sociedad Secreta la Trinitaria.

Desde la Trinitaria se realizó una fértil tarea de concienciación nacionalista, que fue sumando adeptos ascendentemente. En la consumación de la independencia nacional, participaron también conservadores y hateros, pero ningunos de estos últimos tenían vocación auténticamente revolucionaria e independentista. Por ello se explica la anexión a España del 1861 –apenas 14 años después de la proclama febrerista- del hatero Pedro Santana, que marcó la interrupción de la soberanía nacional.

La construcción de la independencia nacional entrañó múltiples desafíos, apremios, persecuciones, destierros y sin sabores para los jóvenes trinitarios y sus familiares.

Fueron los jóvenes febreristas los únicos que desde el principio apostaron por la independencia pura y simple, sin protectorados ni anexión a ninguna potencia.

Los dominicanos querían probar el néctar de la autodeterminación y firmemente respaldarían la aventura patriótica hecha realidad con el manifiesto del 16 de enero, con el estridente trabucazo de la noche del 27 febrero en la Puerta del Conde y el izamiento de la bandera, simbolismos que alumbran la libertad del ser dominicano.

Autor

Rubén Moreta

Periodista, Investigador y Profesor de Sociología Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2022.

Powered by

CODASOR

Ir arriba