Práxedes Roa: Reduce casos de desnutrición infantil en el sur

Secciones: Nacionales  por 0

SAN JUAN DE LA MAGUANA…….Con una tasa de desnutrición crónica de un 10% en menores de cinco años de edad, República Dominicana está entre los países de América Latina con más alto índice, y de esa cifra es la zona sur la que tiene la carga más pesada con un 4.7% según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Esa fue la situación que preocupó a Práxedes Roa, cariñosamente Virtudes, una enfermera y técnica en Nutrición de San Juan, que elaboró programas enfocados en reducir los niveles de malnutrición en el sur, y brindarles a los infantes lo necesario para que crezcan mejor, iniciativa por la que ha sido reconocida el mes pasado como una de las diez Mujeres que Cambian el Mundo, del Banco BHD León.

Su labor, que se extiende por 375 comunidades pertenecientes a Azua, Elías Piña, Las Matas de Farfán y San Juan de la Maguana, consiste en la conformación de organizaciones de madres y la capacitación de 2,300 líderes y grupos comunitarios que se dedican a brindar atención primaria en salud, con énfasis en niñas y niños menores de 5 años, y mujeres en edad fértil.

“Lo hemos hecho especialmente para ellos porque están en la etapa más vulnerable de la vida. Un bebé debe ser nutrido con extremo cuidado, igualmente su madre o una recién parida debe ser alimentada razonablemente”, explica.

Roa, quien ha laborado como maestra de primaria y desde temprana edad ha colaborado activamente con Caritas Diocesana, en la formulación de proyectos de mejoramiento y desarrollo comunitario para el sur, trabaja asimismo en prevención de SIDA, cólera, embarazo en adolescentes y capacitación en salud, con el fin de mejorar las condiciones de salud y generar cambios de comportamientos, así como motivar e involucrar a las familias a empoderarse y resolver en colectivo las situaciones de riesgo que les afectan.

“Esta idea surgió por la situación que veía en la provincia. Me costaba creer que niños de apenas meses morían por la falta de nutrición, o porque sus madres no tenían para comprar medicamentos. Cuando un pequeño se enfermaba, muchas veces teníamos que resolver por nuestra cuenta, porque no contábamos con qué trasladarnos hasta una clínica de Santo Domingo, por eso hemos decidido crear estos proyectos”, dice.

El servicio que brinda, a través de la conformación de 430 botiquines comunitarios y 30 boticas populares, distribuidas en todas las provincias del sur, ha beneficiado a miles. La principal labor que se brinda en estos espacios es la dotación de filtros y de unidades de rehidratación oral a los niños que están enfermos, especialmente cuando tienen vómitos o diarrea.

Destaca, asimismo, el papel de las boticas parroquiales, de las cuales se suplen varios establecimientos de medicamentos en toda la región. “Estas nos facilitan el proceso de distribución y hacen que administremos mejor los recursos que tenemos, eso es muy bueno porque así no desperdiciamos nada, mantenemos un control ya que estamos buscando la mejoría de la salud de la gente, y no podemos darnos el lujo de desperdiciar nuestros insumos”.

“Después de que los niños nacen, se les continúa dando un seguimiento hasta los cinco años, pero trabajando con las familias. Además en este tipo de programa, trabajamos también otros accesos a medicamentos de primeros auxilios, tratando de beneficiar a las familias que no tienen acceso a servicios de salud en sus comunidades, para que puedan tener dentro de la misma un servicio que les resuelva sus necesidades”, comenta.

“Somos el primer paso que deben tomar los residentes de las comunidades donde se encuentran estas boticas. Lo son, porque usualmente las entidades de salud en estas provincias no dan una respuesta efectiva ante muchos casos de niños malnutridos o enfermos, entonces ahí entramos nosotros”, agrega.

Roa ha desarrollado asimismo ferias de salud a raíz de los recientes brotes de cólera en comunidades fronterizas, lo que ha evitado que se siga expandiendo a otras comunidades.

Gestiona cada año 300 operativos médicos que atienden a 1200 personas, específicamente para medir densitometría ósea, médicos –quirúrgicos, procedimientos dentales, oftalmológicos y de diálisis. Además organizó más de 100 grupos de mujeres para dar apoyo a la lactancia materna, lo que contribuyó a la declaración del Hospital Amigo de la Niñez a los centros hospitalarios de San Juan Dr. Alejandro Cabral y de Las Matas de Farfán Damián Ortiz.

Manos limpias

Una de las mayores preocupaciones de Roa ha sido el impacto que tiene para los niños obviar el lavado de manos continuo, sobre todo antes de cada comida o después de haber ido al baño.

Para crear conciencia, Roa instaló en todas las escuelas de San Juan y las Matas de Farfán, y en otros lugares estratégicos de dichas comunidades, lavamanos y jabones, pues reconocía que era un tema que merecía mucha atención, debido a los peligros que se corría por estar en la zona fronteriza y la presencia constante de enfermedades peligrosas.

Papel de las madres es muy importante

Práxedes Roa comenta que la salud de los infantes está en manos de sus madres, y que éstas no deben tomar a la ligera ese hecho. “A veces, por desconocimiento o falta de recursos, una madre no atiende como debe ser a sus hijos, lo que provoca que estos sean vulnerables ante cualquier enfermedad. Es una irresponsabilidad inaceptable, porque se trata de la vida de una criatura”, dice.

Asegura que “por suerte, estamos nosotros dispuestos a ayudar, a mejorar la situación de todos estos niños, porque son el futuro”. Roa espera expandir pronto su iniciativa a otros puntos del país, “con la esperanza de llevar mejores cuidados a los pequeños y a las embarazadas en toda República Dominicana”.

El Caribe/MARCOS A. RODRÍGUEZ

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2019.

Powered by

CODASOR

Ir arriba