Un empleado de la Prefectura de París, convertido al islam, asesina a cuatro policías

Secciones: Internacionales  por 0

PARIS…….A primera hora de la tarde de este jueves, Mickael H., nacido en 1974, en Fort-de-France, capital de la Martinica, en las Antillas francesas, convertido al islam hace dieciocho meses, armado con un cuchillo de cerámica, de uso doméstico, asesinó a cuatro personas en la Prefectura de Policía de París, en el corazón histórico de la capital, a doscientos metros de la catedral de Notre-Dame.

La matanza se produjo en el interior de las dependencias de la Direction du Renseignement de la Préfecture de Police (DR-PP), uno de los inmuebles más y mejor vigilados de Francia, en un perímetro policial sometido a medidas de vigilancia excepcional.

La Fiscalía del Estado inició una primera investigación por homicidio voluntario y homicidio cometido contra representantes de la autoridad pública. La Fiscalía antiterrorista esperaba ampliar las primeras informaciones antes de pronunciarse sobre su posible participación.

Según el matutino «Le Figaro» y la cadena BFMTV (información permanente), el asesino se habría convertido al islam hace año y medio. Tras el registro de su domicilio, en Gonesse (26.000 habitantes), en la periferia este de París, la Policía detuvo a su esposa, Ilham E., sospechosa de eventual «colaboración».

Ilham E. y Mickael H. se casaron en 2014 en Gonesse, la ciudad de su residencia, un «pueblo grande» con una población musulmana de cierta importancia, que lleva años empeñada en el proyecto de construcción de una «gran mezquita». Los vecinos consultados por muy diversos medios confirman que la esposa era musulmana y compartía con su marido un hándicap de sordera de cierta gravedad. Ella tenía ciertos problemas de «locución».

Según fuentes policiales, Mickael H. asaltó a tres policías que se encontraban en el pasillo de su despacho de trabajo en las dependencias informáticas de la Direction du Renseignement de la Prefecture de Police (DRPP, servicio de información e inteligencia policial).

El asesino había podido introducir en la sede de la «policía de las policías», en el corazón de París, un cuchillo de cerámica, aparentemente imposible detectar por medios convencionales. Tratándose de un personaje sin problemas conocidos, durante veinte años, tampoco estaba fichado por eventual «radicalización».

A primeras horas de la tarde de hoy, Mickael H. salió de su despacho asesinando a cuchilladas a los tres primeros policías que encontró a su paso, atacados por sorpresa. El asesino siguió su marcha ensangrentada por los pasillos del edificio policial más vigilado de Francia.

A los pocos minutos asaltó y asesinó a una secretaria del servicio de la seguridad de proximidad de la aglomeración parisina. Una segunda mujer, secretaria en los servicios de recursos humanos, fue asaltada pero consiguió escapar al asesino.

 

 

 

 

 

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2019.

Powered by

CODASOR

Ir arriba