Este lunes se cumplen 44 años del derrocamiento de Salvador Allende

Secciones: Internacionales  por 0

 

SANTO DOMINGO.- “Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos”, estas fueron las últimas palabras del presidente chileno, el pediatra Salvador Allende Gossens, minutos antes de suicidarse cuando era bombardeado el Palacio de La Moneda, por parte de las Fuerzas Armadas de Chile.

De esta forma el 11 de septiembre de 1973 se consumó el golpe de Estado contra el primer presidente marxista que llegó al poder a través de las elecciones dentro de un Estado de Derecho, mediante una acción encabezada por el general Augusto Pinochet Ugarte, de cuyo hecho se cumplen hoy 44 años.

Allende Gossens asumió al poder en Noviembre de 1970, tras ganar las elecciones con el partido de la Unidad Popular, venciendo a Jorge Alexandri y Rodomiro Tomic. El político marxista obtuvo 983, 041 votos.

Mucho antes de que Allende Gossens asumiera el poder, el gobierno de los Estados Unidos, con Richard Nixon a la cabeza, y a través del Secretario de Estado, Henry Kissinguer, comenzó a urdir planes conspirativos contra el mandatario sudamericano. En esa línea se conocen el financiamiento a grupos subversivos, el respaldo al Tanquetazo y el asesinato de los generales René Schneider y Carlos Prats, entre otras maniobras.

Al llegar el mes de noviembre de 1970, Allende Gossens asume el poder en Chile y de inmediato inicia una serie de reformas sociales, donde lo más relevante eran la distribución de la riqueza y la nacionalización de la minería.

Es significativo el corte de las líneas de crédito que EE.UU. había comprometido con el país andino, así como la presión que hizo sobre la banca para que dejase de invertir como represalia a la nacionalización del cobre, que había supuesto arrebatar su control a la compañía minera norteamericana ITT Corporation. Como resultado de esas presiones, los 270 millones de dólares que teóricamente se tenían que invertir en el país en 1972 quedaron en poco más de 30.

No cabe dudas de que el acercamiento del presidente Allende Gossens con el gobierno cubano causó malestar entre la cúpula militar chilena. Fidel Castro, en su condición de presidente de Cuba, visitó de manera oficial a Chile, donde permaneció tres semanas, después de arribar a la capital Santiago el 10 de noviembre de 1971, donde fue recibido con una ovación apoteósica.

A medida que se iba profundizando el programa de reformas sociales, la oligarquía chilena en coordinación con el gobierno de los Estados Unidos fue activando planes conspirativos, en los que se utilizaron a los militares, con Pinochet Ugarte como pieza clave de ese proceso.

El presidente socialista afrontó la primera huelga, el 18 de noviembre de 1970, 15 días después de haber asumido el cargo.

Durante su juventud y la época de estudiante siempre defendió a los más débiles y al participar en la política se inclinó por representar a la izquierda marxista.

Allende Gossens tenía un profundo sentimiento por los trabajadores chilenos, cuyo sector recibió el respaldo del gobierno socialista con los planes que venía implementando el mandatario. Otros planes a favor de las mujeres fueron puestos en primer plano por la administración de la Unidad Popular.

A medida que el médico pediatra iba profundizando las reformas sociales, en esa misma medida la oligarquía chilena y los militares urdían planes conspirativos bajo las órdenes de los Estados Unidos.

Uno de los aspectos que se le criticó a Allende Gossens fue su demasiada confianza hacia los militares chilenos, algunos de ellos con profundos sentimientos nazis.

El propio mandatario en su memorable discurso de despedida por Radio Magallanes, desde el Palacio de La Moneda, dijo lo siguiente: “el señor Mendoza, general rastrero, que sólo ayer manifestara su fidelidad y lealtad al gobierno, también se ha nominado director general de Carabineros”. A quien se refería Allende Gossens era al general César Mendoza Durán, el cual se autodesignó Jefe de los Carabineros (la Policía chilena).

El Tanquetazo, consistente en una intentona golpista con la utilización de tanques en la mañana del 29 de junio de 1973, encabezado por el teniente coronel Roberto Souper Onfray, fue la primera acción abierta de los militares contra el presidente Allende Gossens.

Esa conspiración fue sofocada por el jefe del Ejército, general Carlos Prats, y el general René Schneider, quienes mostraron lealtad al mandatario.

A pesar de la situación, los militares continuaron conspirando, y cuatro meses después del Tanquetazo, en la mañana del 11 de septiembre rodean el Palacio de La Moneda, exigiendo la renuncia de Allende Gossens.

El gobernante rechazó las exigencias de los militares golpistas, y decidió hacer resistencia desde el Palacio junto a varios colaboradores cercanos, como el periodista Augusto Olivares, quien murió durante el tiroteo.

Cuando los militares asumieron el control de la situación, el general Augusto Pinochet Ugarte se puso al mando del gobierno, iniciando así una de las dictaduras más espantosas de América Latina.

Cientos de chilenos fueron asesinados y desaparecidos, miles torturados y prisioneros, mientras que otros se fueron al exilio.

El Estadio Nacional de Chile fue utilizado como campo de concentración, donde cientos fueron asesinados y torturados, entre ellos el cantautor Víctor Jara, quien antes de ser asesinado, le cortaron sus dos brazos.

Dentro de los desaparecidos figura el dominicano, Juan Andrés Blanco Castillo, hijo del dirigente peledeísta Andrés Blanco Fernández. Luego, el dominicano fue asesinado por los militares chilenos.

Pinochet Ugarte implantó un régimen de terror en momentos en que los países vecinos como Bolivia y Argentina, otros dictadores bebían sangre humana como su desayuno.

Salvador Allende Gossens se convirtió en un ícono para todos los países latinoamericanos que aman la libertad, cuya luz debe brillar desde México hasta el último rincón de la Patagonia.

 

 

 

 

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios con palabras difamatorias e injuriosas. Por lo que, las personas que en sus comentarios violen la ley 6132 sobre expresión y difusión del pensamiento, entregaremos su identidad a las autoridades correspondientes para los fines de lugar.

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2017.

Powered by

CODASOR

Ir arriba