ETAPAS LITERARIAS DE ANDRES BELLO

Secciones: General  por 0

No resulta extemporáneo de ninguna manera hablar hoy de Bello y el Escritor, y es que acaso no tenía razón en el día del escritor aquel poeta que en el silencio de su noche se preguntaba con tesón ¿Qué será de nosotros pobres mortales despojados del favor de las musas y de la iluminación del genio?

Sin embargo hoy quisiera escribir con la mejor tinta todo lo que la vida de este ilustre venezolano representa en un día como este, y como lo dijera un gran Poeta muy bien definido: Mientras más se estudia la vida y obra de Don Andrés Bello, el tiempo pasa en ese transitar constante e indetenible y la perspectiva hace más nítida la elevación de sus pensamientos y la profundidad de sus concepciones, entonces más se reconoce la dimensión extraordinaria de su figura.

Basta decirte que en la minuciosa revisión de sus bitácoras de viaje en el largo recorrido por los caminos del mundo para la mejor comprensión de este análisis literario es necesario rescatar las obras de Bello que el tiempo ha ido acuñando en sus paredes, de tal manera de comprender que su vida está enmarcada perfectamente en tres etapas literarias siendo providencial toda la trayectoria de su existencia.

Inicia la primera etapa Andrés Bello en la ciudad de Caracas con el nacimiento el 29 de noviembre de 1781 hasta 1810, período que corresponde a su formación y aprendizaje, imbuido en el fuego del conocimiento, ávido de saber, no extrañe usted que a los 11 años ya se había familiarizado con los clásicos, teniendo como Maestro Guía al Presbítero José Antonio Montenegro considerado como el primer latinista de su tiempo.

Con una brillantez sólida de la misión preclara el suave murmullo de los estudiosos lo llama, y comienza a darse a conocer como poeta frecuentando la tertulia literaria de los Ustáriz.

A pesar de no haber concluido Bello los estudios de Jurisprudencia y Medicina por razones de carácter económico su tiempo libre lo dedicaba al cultivo de la poesía y a sus estudios humanísticos, por lo que es importante señalar que en la Caracas de ese momento los poetas seguían las reglas del Neoclasicismo Literario inspirados en los clásicos grecolatinos donde prevalecía el arte impersonal regido por reglas y cánones, esta etapa en Caracas que marca el comienzo de su vida de escritor esta representada por Oda al Anauco, Oda a la Vacuna, Soneto a la Batalla de Bailén, Tirsis habitador del tajo umbrío, entre otras.

El escritor con probado sentimiento patriótico en 1810 se marcha a Londres con un encargo político del gobierno Revolucionario de Venezuela, viaje que durará toda una vida, debido a diversas circunstancias difíciles de precisar Bello se vio obligado a no regresar jamás, pero se considera esta etapa la más fructífera desde el punto de vista literario, aquí escribe su Alocución a la Poesía (1823) y Silva a la Agricultura de la Zona Tórrida (1826)

Finalmente se radica en Chile donde precisamente realiza una gran labor lingüística al concebir la soberbia Gramática de la Lengua Castellana, cuyos postulados aún están vigentes.

Es interesante en este análisis literario definir lo que el eminente crítico Edoardo Crema ha denominado “El Drama Artístico de Bello” y es que el insigne Maestro de las Letras Castellanas por temperamento y formación fuera Neoclásico, cuya base cultural hay que buscarla en el manantial de los escritores clásicos, sin embargo durante su juventud estuvo en contacto con el ambiente Revolucionario venezolano que fue de naturaleza romántica, de hecho algunos críticos lo consideran un perfecto Neoclásico mientras otros lo ubican en el Romanticismo Literario.

Sin duda alguna siendo un poeta de transición entre el Neoclasicismo y el Romanticismo Literario su formación clásica sería un freno a sus vuelos románticos lo que reafirma que Bello sea fundamentalmente Neoclásico.

Y para finalizar es importante considerar además la poesía de Bello como un manifiesto de la independencia americana desde el punto de vista poético.

 

Mariaisbelia@hotmail.com

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2019.

Powered by

CODASOR

Ir arriba