En República Dominicana no hay independencia de poderes

En Editorial - General  por

Desde que iniciamos en el nivel básico de nuestra formación educativa, hay una materia llamada Educación Moral y Cívica que siempre nos ha enseñado que el Estado Dominicano se divide en tres poderes independientes entre sí: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Si hay algo de lo que ha presumido el Presidente Luís Abinader en lo que lleva de gestión, es del respeto a los demás poderes públicos; tanto como pretender una reforma constitucional que independice al Procurador General de la República (y con éste a todo el Ministerio Público) del alcance del Poder Ejecutivo.

Del órgano Ejecutivo depende el Ministerio de Relaciones Exteriores – MIREX – definida como «una institución abierta, eficiente y transparente, impulsora de la integración de la República Dominicana en la región y el mundo, ejerciendo un liderazgo constructivo y responsable, en favor del desarrollo nacional». Es la entidad que en nombre del gobierno dominicano traza y define las políticas de las relaciones del gobierno con el exterior. Su actual ministro y canciller es el señor Roberto Alvarez.

El pasado 18 de los corrientes se celebró México,  un encuentro de América Latina y el Caribe, correspondiente a la VI Cumbre CELAC, con la asistencia de 17 mandatarios, 2 vicepresidentes, 9 cancilleres y otras autoridades. El cónclave coincidió con la salida del país hacia EE.UU de nuestro Señor Presidente Luís Abinader a la LXXVI Asamblea General de las Naciones Unidas a celebrarse en Nueva York, a partir de ayer martes 21 de septiembre, correspondiéndole a nuestro Mandatario el turno número 12 en el día de hoy.

Es extraño e inaceptable que el líder del Ejecutivo haya ordenado al Presidente del Senado, Eduardo Estrella, que le represente en la VI Cumbre CELAC, cuando éste preside otro poder del Estado que nada tiene que ver con el Ejecutivo; sobre todo, poder (que por llamarlo de alguna manera) funge de «contra peso» a las desacertadas políticas publicas llevadas a cabo por el Ejecutivo. Alegar razones de tiempo no debe, puesto que de ser así, la persona a reemplazarle y representarle lo sería el canciller Roberto Álvarez; sin embargo, este funcionario anda de turista con el Presidente visitando la diáspora previo a iniciarse la asamblea de la ONU, en donde sí estaremos representados por el Primer Mandatario.

Mucho se ha debatido en las redes sociales, la abismal diferencia de un Presidente que opta por viajar en clase turista y el cuestionamiento al Presidente del Senado que haya viajado en jet privado; sin embargo, es de justicia hacer saber, que si es cierto que Eduardo Estrella salió en jet privado, no menos cierto es que ello obedeció a que la aerolínea mexicana Aeroméxico canceló su vuelo del viernes y era la única forma de que llegara a tiempo. Fue un grupo turístico que «generosamente» facilitó la aeronave para que la delegación dominicana llegara a México, sin costo alguno para el gobierno ni el Senado. Esto no reviste la mayor relevancia.

Lo que sí me preocupa enormemente y creo debe preocuparle y alarmar a cualquier dominicano, es la injerencia y autoridad que ejerce el Presidente de la República en la figura del Presidente del Senado; y el maridaje o genuflexión de éste hacia el Primer Mandatario, como si se tratase de un subordinado. En este país no hay respeto a la independencia de los poderes; la que pretenden vendernos del poder judicial, es una farsa que conviene a las autoridades de turno les compremos, cuando lo cierto es que en esta aldea se sigue imponiendo la mano poderosa del Presidente de la República hasta en un pelo que se mueva en el aire.

Autor

Cristian Hidalgo

Escritor, Ingeniero Civil de profesión y Realtor de oficio. Desarrollador de proyectos inmobiliarios, Asesor de Fideicomisos, Ley 189-11

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2021.

Powered by

CODASOR

Ir arriba