Haití huérfano de solidaridad y ayuda humanitaria

En General - Opinión  por

Desde   semanas  Haití, vive una situación de  tensión política, en donde la  oposición a  través de protestas  públicas    demanda  la renuncia  del presidente  Jovenel Moises, castigo  contra la  corrupción y solución  a la  crisis  económica.

La  Republica  de Haiti, que desde  hace   años  vive   una depredación  forestal, carece   de  una agropecuaria  sostenible, de un sector industrial que genere  y acoja  una   gran parte  de  empleos.  La situación de  calamidad de  Haiti, se  agravo con el   terremoto  del 2010

La  situación  de Haiti  y  Venezuela   guardan similitud, excepto que  Venezuela  posee  una gran infraestructura y  riqueza  petrolera  que  Haiti  no  tiene, en ambos   países   cientos  de  miles  de personas  padecen hambre,  viven en la  pobreza.

Ambos  países merecen  ser   receptores  de   ayuda  humanitaria, sin embargo, la comunidad  internacional con  los Estados  Unidos  a  la  cabeza, está   tratando en forma  diferente  la  situación de  hambre, calamidad, tensión social, crisis  económica, política, corrupción   de  Haiti y Venezuela.

Mientras  en Haiti, antes las protestas  públicas, la convulsión  social,  Estados  Unidos   solo ha procedido a sacar  su personal diplomático y  recomendar  a sus  ciudadanos  no viajar   a  este país,  la actitud  hacia  Venezuela  es  de amenaza, sacar  del  poder   a  Nicolás  Maduro, apropiarse  del petróleo, designar  un presidente  a  través de las redes  sociales, poner  sobre la mesa  las  opciones  de   golpe  de  Estado y  ocupación  militar, bloqueo, sanciones económicas entre otras  medidas.

La  situación  de  Haití  es  de calamidad, es   un Estado  fallido, que  provoca  un éxodo  al igual que  en Venezuela, sin embargo Estados  Unidos  junto  a  los países  Latinoamericanos y Europeos  que   desconocen a  Nicolás  Maduro como legitimo  presidente  Venezolano, no  mueven un dedo para enviar  ayuda  humanitaria  a  los   Haitianos.

Pese  a  las  movilizaciones  en las  calles  por parte  de la oposición  Haitiana, la  crisis social, económica, política, el hambre y la  miseria, Estados  Unidos no ha procedido a  desconocer  a  Jovenel Moisés  como legitimo presidente  de  Haití,  no ha  nombrado  un  presidente interino  a  través  de las redes sociales.

El historial   de golpes de Estados  y ocupaciones  militares en Latinoamérica, desde  el  1775  a la fecha por parte  de Estados  Unidos, dice claramente  que   en  lo menos  que creen  sus  gobernantes  es  en la democracia.  Los presidentes  Latinoamericanos liberales, demócratas, a  excepción de los  Castros  en  Cuba, han sido  derrocados  por  Estados Unidos, esa  suerte  podrían  correr   ahora   Nicolas  Maduro en Venezuela, Daniel Ortega en Nicaragua, Miguel Diaz  Canel    de  Cuba.

Una vez  más  Estados  Unidos  deja ver su  cinismo con su indiferencia  hacia  la  tragedia que   vive  el pueblo haitiano y su actitud belicista  hacia  Venezuela.

Desde  el  inicio  de las protestas  hace  varias  semanas, según la Comisión Interamericana  de los  Derechos  Humanos, unas  26  personas  han  resultado  muertas y más  de  77  heridas  a causa de la   violencia.

Las  medidas  contra  Venezuela  son  de  corte  ideológico, políticas  e  injerencista.  Para  Estados Unidos  el único  derecho internacional con  valor  es  el que  emana de sus  leyes  extraterritoriales, ya que  cuando  a sus   gobernantes  le  da  gana patrocinan  golpes de  Estado o disponen  ocupaciones   militares.

 

 

 

 

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2019.

Powered by

CODASOR

Ir arriba