La funeraria de la discordia en San Juan

En Editorial - General  por

Una de las mas reconocidas frases de Juan Pablo Duarte, dice: “Hay palabras que por las ideas que revelan llaman nuestra atención y atraen nuestras simpatías hacia los seres que las pronuncian”. Lo contrario sería: “hay acciones que por la controversia que liberan provocan un sentimiento de animadversión y generan un rechazo  hacia los seres que las provocan”.

San Juan es una provincia ubicada entre los primeros nueve lugares del mapa de pobreza de la República Dominicana, posición en la que se ha mantenido durante los últimos gobiernos encabezados por los 3 partidos mayoritarios del sistema, sin que hasta el momento se hayan creado políticas públicas para sacarnos de la abyecta miseria en que vivimos sus habitantes.

Hace ya 4 años, específicamente del viernes 19 al domingo 21 de septiembre del 2014, se celebró en las instalaciones de la UASD en esta  provincia sureña, una “Feria de Empleos”, patrocinada por dos legisladores de la provincia, y que previamente había sido anunciada en rueda de prensa en el Palacio Nacional, con la participación del vocero del gobierno, Roberto Rodríguez Marchena, la directora del Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportaciones, Luisa Fernández, así como del presidente de Laurus International, el señor Rudy Ganna.

A la “Feria de Empleos” asistieron mas de 10 mil personas de toda la provincia y zonas aledañas, muchos de los cuales renunciaron a empleos que aunque de baja remuneración, al menos les garantizaban una entrada fija, con la esperanza de ocupar una plaza en la que los salarios oscilarían entre RD$20 y RD$90 mil pesos mensuales. El objetivo era seleccionar unas 3,500 personas para un call center que construiría la empresa Laurus International del señor Ganna, dentro de una zona franca que patrocinaba el senador de la provincia.

Todo se esfumó, se quedó en un limbo protocolar; cuatro años despues de la feria, ninguno de los protagonistas ha tenido la menor delicadeza de decirles a esas 3,500 personas que aprobaron ese concurso, que el ambicioso proyecto no se llevará a cabo porque las autoridades correspondientes nunca aprobaron la zona franca de San Juan y por efecto dominó el call center tampoco se instalaría en nuestra provincia.

Hoy vuelve a ser esa legisladora el foco de atención en nuestra provincia, no precisamente por pretender cambiar la calidad de vida de nuestros vivos, sino la calidad de muerte de su gente. Han anunciado la construcción de una moderna funeraria, cuyo solar adquirieron por decenas de millones de pesos y en la que pretenden invertir RD$200 millones mas (según declaraciones del diputado Henry Merán, en una carta de protesta dirigida a la Cámara de Diputados).

Cabe resaltar que recientemente fue abierta al público la Plaza San Juan, un moderno centro comercial que ocupa 24,000 M2 de construcción y que concentraría el comercio local. A un año de ser abierta al público, mas del 50% de sus locales permanecen desocupados y algunos de los que allí abrieron sus puertas han cerrado por la baja afluencia de personas. Es que lamentablemente el sanjuanero no tiene capacidad de compra, por lo que cualquier negocio pequeño al que su propietario le aplique su carga económica, está llamado a quebrar y cerrar sus puertas.

La ciudad de San Juan de la Maguana posee varias funerarias, entre ellas una patrocinada por el Club Rotario, que hasta por RD$5 mil pesos ofrece un servicio completo; otra municipal, patrocinada por la alcaldía y que está ubicada justo en la esquina de la misma entrada al cementerio municipal; y por si fuera poco, para los de mayor poder adquisitivo está la Funeraria Fortuna, una empresa formada por una familia de este pueblo, que se esmera en calidad y servicio; en mi vida he visto pocas funerarias tan identificadas con el dolor ajeno, con un trato tan afable y exquisito hacia quienes de sus servicios demandan.

Personalmente conozco a la diputada Lucía Medina, me consta que durante los cuatro períodos que lleva como legisladora ha sido una mujer identificada con las mas nobles causas, a través de su fundación ha venido desarrolando una gran labor en beneficio de los que menos pueden; es una dama en el sentido mas amplio de la palabra. Sin embargo, no ha sido una sabia decisión aventurarse en un proyecto que ha recibido el rechazo de la mayoría de los habitantes de San Juan.

A la diputada debemos agradecerle su don de desprendimiento, generosidad y caridad para con nuestros difuntos; pero mucho mas le agradeceríamos si se preocupara por nuestros vivos. Diferimos de quienes se oponen al proyecto por estar en el centro de la ciudad; las instalaciones de la Blandino no están ningunas en las afueras; no se trata de un cementerio, sino de una funeraria que al ubicarla en el centro de una ciudad, al lado y frente de alguien deberá quedar.

 Lo que sí es cierto, que la licencia social (la aprobación de la sociedad) para ese proyecto no ha sido otorgada; si a pesar de ello la diputada insiste en construirla, podría ser que al terminarla tenga el mismo efecto que los túneles y elevados que tanto son criticados por la oposición pero que una vez construidos son obras por todos admiradas; sin embargo, también correría nuestra querida y popular diputada un elevadísimo riesgo  de que el primer difunto en velar en su confortable funeraria sea precisamente su carrera política.

Autor

Cristian Hidalgo
Cristian Hidalgo

Escritor, Ingeniero Civil de profesión y Realtor de oficio. Desarrollador de proyectos inmobiliarios, Asesor de Fideicomisos, Ley 189-11

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2019.

Powered by

CODASOR

Ir arriba