AMET O DIGESETT?

En Editorial - General  por

El pasado 21 de febrero el presidente Danilo Medina promulgó la Ley 63-17 de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial de la República Dominicana, que entre otras disposiciones crea el Instituto del Transporte Terrestre (Intrant) como único organismo para unificar las instituciones que regulan el transporte en la actualidad y establece que la Autoridad Metropolitana del Transporte (Amet) y la Autoridad Metropolitana del Transporte de Santiago (Ametrasan) pasen a formar parte de la nueva Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett), la cual dependerá de la Policía Nacional.

Siempre he seguido los refranes populares, los cuales a través del tiempo se convierten en axiomas. Uno de ellos reza: “árbol que nace torcido, jamás su tronco endereza”. A un año y medio de haber sido promulgada la Ley Orgánica 590-16 de la Policía Nacional, cuyos reglamentos de aplicación debieron estar listos 6 meses después, no fue hasta los 7 que su vocero anunció que habían sido remitidos al Ejecutivo y que a estas alturas del año no han sido emitidos por el Señor Presidente. Ello convierte esa normativa jurídica en letras muertas como tantas existentes en nuestro país.

En tal sentifo, se hace oportuno que El Estado Dominicano contrate los servicios permanentes de una firma privada de jurisconsultos o expertos en redacción, para que cuando una ley sea promulgada, éstos auxilien a la entidad de que se trate en la elaboración a tiempo de sus reglamentos, ya que sin ellos la nacida ley se queda en un limbo jurídico y no es respetada por los subordinados llamados a ello. Es evidente que mientras el Congreso Nacional aprueba una ley de gran trascendencia y ésta es promulgada por el Poder Ejecutivo, el “talón de Aquiles” lo constituyen la elaboración de los reglamentos que sobre la misma deben aplicarse

Según lo establece la misma ley de Movilidad y Transporte Terrestre, la Digesett en lo adelante tendrá la función de fiscalizar a los conductores en las calles del país, y la pone a depender de la flamante Policía Nacional, lo cual significa lo que es hoy la AMET, dejaría de existir para dar paso a la DIGESETT; sin embargo, para ello hacen falta los reglamentos, entre los cuales figuran las áreas de licencias, inspección vehicular, marbetes, transporte, escuelas de choferes y otros.

Van mas de 9 meses de promulgada la ley de Movilidad y Transporte. ¿Y los reglamentos? -oh, bien, gracias. Por ello hoy vivimos un sistema de transporte terrestre confundido en donde no sabemos hasta dónde nos fiscalizan con la antigua ley y cuándo nos están aplicando la nueva. “Toda autoridad usurpada es ineficaz y sus actos son nulos”. En tal sentido, con la entrada en vigencia del nuevo marco jurídico, cualquier AMET que fiscalice a un conductor e imponga una contravención, es un acto tan irregular como su propia existencia.

Cuando se produce el cambio radical de una pútrida estructura como la Policía Nacional y éste se va produciendo imperceptiblemente y no “de golpe y porrazo”, produce el mismo efecto que el cáncer, al no extirparse de raíz hace metástasis en todo el cuerpo y podrán trasplantarle al organismo humano cada órgano bueno y termina siendo afectado por la letal enfermedad. La Policía Nacional sólo ha cambiado el nombre de “JEFE” a “Director General”, todo lo demás es lo mismo y nada se hace para cambiarlo.

La Directora Ejecutiva del INTRANT, Ing. Claudia Franchesca De los Santos, es una profesional de probada capacidad técnica y una mujer con una dilatada hoja de vida en el Ministerio de Obras Públicas, ocupando desde el año 2004 el cargo de Sub-Secretaria (ahora vice-ministra), en el que jugó trascendentales roles. Sin embargo, la institución que dirige se mantiene en un limbo en donde la ley que le sustenta, a nueve meses de promulgada hace que no se percibiba el cambio en el sistema de transporte terrestre.  Si el INTRANT se mantiene amagando y no dando, sin dar el salto a la transformación del sistema, será sólo una institución mas del gobierno en donde algunos justificarán un salario y los AMET siguen como si nada.

Autor

Cristian Hidalgo
Cristian Hidalgo

Escritor, Ingeniero Civil de profesión y Constructor de oficio. Desarrollador de proyectos inmobiliarios, Asesor de Fideicomisos, Ley 189-11

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios con palabras difamatorias e injuriosas. Por lo que, las personas que en sus comentarios violen la ley 6132 sobre expresión y difusión del pensamiento, entregaremos su identidad a las autoridades correspondientes para los fines de lugar.

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2017.

Powered by

CODASOR

Ir arriba