La Policía Nacional en la cuerda floja

En Editorial  por

En las naciones en donde se utiliza el servicio policial, la labor principal de este cuerpo es el de defensa ciudadana. En este país, la Policía Nacional ofrece acciones muy precarias en ese sentido. En los últimos años ha sido un fiasco en la aplicación de políticas de seguridad ciudadana dirigidas a prevenir los hechos delictivos, insistiendo en los operativos y el manejo de cifras maquilladas en los medios de comunicación, como instrumentos para poner de relieve una eficiencia de la que carece.

La actual gestión policial no ha logrado juntar pie con bola, se ha mantenido dando palos a ciegas bajo el manto de la improvisación ante una sociedad que cada día se torna mas violenta y que demanda de acciones contundentes que mantengan en equilibrio la tasa de criminalidad y homicidio. Para ello juega un rol preponderante la división de prevención del cuerpo del orden.

Todos los medios de comunicación han sido enfáticos en señalar que en esta etapa de la policía, la misma ha sido un fracaso en donde todo se mantiene mangas por hombros sin una cabeza capaz de poner la casa en orden. Muy por el contrario, parecería que no existe ni el mas mínimo interés de darle al clavo por la cabeza en materia de prevención, toda vez que cuando un alto oficial realiza una encomiable labor, los celos de espacio nublan la capacidad de reconocimiento de los actores llamados a hacerlo, y por el contrario les quitan de esas funciones.

El pasado domingo 22 de los corrientes se programó una multitudinaria e histórica marcha en contra de la corrupción e impunidad imperantes en la República Dominicana, cuyos organizadores solicitaron a las altas instancias policiales una audiencia para reorientar la ruta que previamente se había diseñado y aprobado.

Al efecto, dos días antes de la actividad se reunió en el palacio de la Policía, el General Rosado Vicioso con los convocantes y se consensuó una ruta distinta a la que se había comunicado inicialmente al Ministerio de Interior y Policía. Estuvo además el general Pablo Arturo Pujols, encargado de la Dirección Central del Distrito Nacional; brillando por su ausencia no obstante haber sido instruidos a participar, el director de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET), general Frener Bello Arias y el director general de Investigaciones Criminales (DICRIM), general Ney Aldrin Bautista Almonte.

En todos los Estados del Mundo, los Cuerpos Policiales, Fuerzas de Seguridad Públicas o de Defensa, llámese como se llamen, sin dudas son órganos represivos y como tales, cuando entienden que el orden público, la paz social y los intereses nacionales están en juego, sin violentar la Constitución y Leyes adjetivas, imponen sus propios criterios y reglas de cumplimiento, en aras del bienestar común.

Si por eso fue la destitución del General de Brigada Piloto Valentín Augusto Rosado Vicioso, P.N., sencillamente los “ESTRATEGAS” que asesoraron al alto mando, ni remotamente entendieron al 3 veces Director Preventivo de la Policía Nacional en República Dominicana; al que me consta que sólo buscan, necesitan y se acuerdan de él, “cuando tienen los huevos a cheles y a nadie interesa comprar”.

Por consideración y respeto a su investidura, mínimamente debieron preguntarle en qué se fundamentaba su “estrategia” o simple comentario quizás; que según fuentes extraoficiales lo hizo, cuando por orden de su Director General se reunió con los organizadores de la marcha en la propia Policía; dos (02) días antes de efectuarse la misma.

En tal sentido, hubo tiempo para por lo menos preguntarle y no desconsiderándole como lo hicieron. ¿Qué respeto es que les exigen a los hombres de uniformes, si los primeros en irrespetarlos son LOS POLITICOS?

De todas maneras, como premio y complacencia para “Los Marchistas”, la ruta por donde ellos querían hacer su marcha le fue aprobada por las autoridades. ¿y entonces?

SENCILLAMENTE NO ENTENDIERON O NO LES DIÓ LA GANAS DE ENTENDER AL ESCASO GENERAL.

Que le den gracias a Dios que nada grave ocurrió, porque hoy estaríamos pagando muy caro el precio del caos, el desorden y la improvisación. En esta vida todos debemos jugar un rol determinado; quien el suyo no juega, le abre la cancha a otro para que lo haga por usted.

No cabe duda que el General Valentín Rosado Vicioso es el oficial mejor formado con que cuenta esa institución, el señor Presidente de la República, Lic. Danilo Medina, desconoce de semejante desconsideración, si se detuviera tan solo 10 minutos a leer su hoja de vida, tendría en sus manos la inmediata solución a los problemas que enfrenta la Policía Nacional, pues es de los muy pocos que conforme a la nueva normativa que rige esa institución, está mas que apto para dirigir los destinos de la misma.

Autor

Cristian Hidalgo
Cristian Hidalgo

Escritor, Ingeniero Civil de profesión y Constructor de oficio. Desarrollador de proyectos inmobiliarios, Asesor de Fideicomisos, Ley 189-11

Artículos Relacionados

Comentarios

  1. Nathy 25 Enero, 2017 a las 8:11 am
    /

    B. Días, lamentablemente es así , el actual Director de la P.N. es una persona que no ha dado pie con bola , esa gestión policial ha sido un fracaso total, a diarios vemos los índices de criminalidad, atracos, homicidios en nuestro país. El Gral. Rosado Vicioso es un hombre Íntegro, trabajador y tiene capacidades suficientes , así que no debieron des considerarlo de tal manera. Es evidente que que el actual director cuando un oficial está trabajando bien ,el lo desconsidera , así no podemos combatir la delincuencia. El presidente debe quitar es Director , no es Eficaz en su cargo.

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2017.

Powered by

CODASOR

Ir arriba