Luís Abinader: un producto malo, pésimamente mercadeado

En Editorial  por

En la convención  celebrada por el Partido Revolucionario Moderno (PRM) el pasado 26 de abril, el ex-presidente Hipólito Mejía sin interés alguno en ser candidato hizo la jugada estratégica correcta: siendo el mas popular entre todos los aspirantes a la nominación presidencial, trabajó a favor de que Luis Abinader saliera no solo como vencedor de ese proceso, sino de manera abrumadora para meterlo en la psiquis de los votantes como un candidato que si fue capaz de vencer a un duro como Hipólito 70-28; podrá disputarle la presidencia al mas popular del mundo, incluso mas que el mismo Jesucristo: Danilo Medina, con un 90% de aceptación.

Como dice uno de nuestros tuits: «el hombre miente por la misma razón que la mujer se maquilla; la mujer se enamora por lo que escucha y el hombre por lo que ve». Las mentiras tienen las patas muy cortas y no llegan muy lejos en ser alcanzadas. Hoy, a pesar de la crisis que envuelve al PLD en donde varios diputados le han retirado el apoyo y los aliados tradicionales y de mayor importancia se han retirado del Bloque Progresista; sumado a los escandalosos actos de corrupción del actual gobierno, ubican al presidente con porcentajes tan bajos que coquetean con la línea fronteriza de la mayoría absoluta, lo que de mantenerse esa tendencia, a mas tardar en marzo del 16 esa candidatura estaría rondando el 40% de simpatía electoral.

Ha capitalizado Luis Abinader a su favor ese descontento existente dentro del PLD y aliados? Con un 26% de aceptación popular evidentemente que no. Se necesita ser muy malo o pésimamente vendido para que siendo la opción del frente, con un candidato proclamado en picada, y no ser capaz de conquistar ese descontento y convertirlo en simpatía a su favor. Si el candidato del PRM hubiese sido el zorro de Hipólito Mejía, cuando se habla de que no habrá segunda vuelta, sería pensando en la oposición como ganadora.

Y dónde se ha ido entonces casi «la mitad» de la gente que profesaba el apoyo a Danilo Medina? Por suerte para el presidente, si es cierto que existe un descontento en torno a su figura que ya ha sido por él percibido, hasta el punto que le ha estado provocando noches de insomnio. Es por ello que vemos a un Danilo que hasta hace 3 meses poco le importaba que cualquier compañero por importante que sea se vaya del PLD sin hacer nada para retenerlo; que no le importaba que aliados tan importantes como «la familia de Vincho Castillo» se vayan del Bloque Progresista sin hacer nada para impedirlo; que diputados como Víctor de Azua y Minou de Hermanas Mirabal se vayan del PLD y no haga nada para detenerlos; que el verdadero líder del PLD Leonel Fernández se quede pasivo por las humillaciones y vejámenes a los que ha sido sometido con sus seguidores y ello le sea indiferente a ese presidente cuya borrachera de poder no le hacía ver que las circunstancias que lo llevaron al puesto no son las mismas en el día de hoy. La verdad le está dando de frente, ha tenido que salir antes de tiempo a hacer caravanas, que lejos de favorecerle han puesto de relieve el rechazo de su candidatura a nivel nacional.

Es que tan ficticio fue el 70% de Luis Abinader como el 90% de Danilo Medina. El primero fue una estrategia de Hipólito para sacar un candidato fuerte en un partido unificado, y el segundo una bola de nieve formada por grandes partidas del erario de la nación inyectadas a los medios de comunicación para crear en la ciudadanía una falsa percepción de una popularidad de un presidente, que solo existía en las plumas de los escribidores, en los micrófonos de los comunicadores y las cámaras de los medios. Eso no es mas que una «Payola Política»; la misma que utilizan para pegar a un artista malo. Pero por principio de la famosa primera ley de Newton: «Todo cuerpo persevera en su estado de reposo o movimiento uniforme y rectilíneo a no ser que sea obligado a cambiar su estado por fuerzas impresas sobre él». Lo que hoy le sucede es porque la fuerza ha cesado.

Autor

Cristian Hidalgo

Escritor, Ingeniero Civil de profesión y Realtor de oficio. Desarrollador de proyectos inmobiliarios, Asesor de Fideicomisos, Ley 189-11

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2022.

Powered by

CODASOR

Ir arriba