La Mujer del César

En Editorial  por

En la vida todos estamos llamados a jugar un rol que al final es lo que define la impronta por la que de alguna manera somos evaluados por nuestros conciudadanos. Hay personas que por las posiciones que ocupan sean estas de carácter público o privado, ponen de relieve sus acciones y mantienen viva la atención de los que de ellas nos servimos.

Para nadie es un secreto que el titular del Ministerio Público de la República Dominicana, es un hombre capaz, serio, probo, una figura emblemática del decoro y la decencia, un persecutor de la corrupción administrativa sin importar el nivel de relevancia de los actores envueltos en los casos. Una figura que con firmeza defiende a capa y espada los intereses del Estado Dominicano. Al menos eso es lo que hasta ahora nos ha vendido y eso le hemos comprado.

Sin embargo, decía un pensador (DM), que: “quien tanto defiende y cuida lo que suyo no es, es para que mucho le sobre”. Dicho esto, porque hemos visto al jefe del Ministerio Público ensañarse con fiereza en contra de personas que por muy cuestionados que hayan sido, al menos en ningún escenario se le ha probado responsabilidad penal alguna sobre las denuncias que pesan en su contra.

Recientemente, en presencia del Presidente de la República, Lic. Danilo Medina, el Jefe de la Policía Nacional, mayor general Manuel Castro Castillo, advirtió que resulta penoso reconocer que las actividades del crimen organizado sobrepasan la capacidad de respuesta de la institución del orden público.

En el día de hoy circula en algunos diarios que La Procuraduría General de la República destruirá 2,000 armas de fuego que han sido incautadas mediante operativos en diferentes localidades del país, y luego, con sus remanentes, se construirá un “Monumento de la Paz”. Anunció que en los próximos días serán destruidas otras 2,000 armas de fuego.

Es decir, estamos hablando que serán destruidas 4,000 armas de fuego que a una media de RD$45,000.00 cada una le significa al Estado Dominicano mas de cuatro millones de dólares; pero sobre todo armas que pueden ser utilizadas para el fortalecimiento de un cuerpo del orden que por expresión propia de su titular no tiene capacidad de respuesta.

Lo mas grave del caso y penoso aún, es que el Señor Procurador General de la República, Dr. Francisco Domínguez Brito, expresa que “ la Procuraduría ha avanzado conversaciones con el artista de La Romana para construir el gran Monumento a la Paz, que tendrá como símbolo una paloma blanca”.

Ese “artista de La Romana” a quien se refiere el Procurador, es en realidad El Artístico, nombre con el que se identifica un empresario de la metalúrgica que tuvo a su cargo la contrata de la parte metálica del Boulevard de la avenida 27 de Febrero del Distrito Nacional. Según lo expresado por el mismo Procurador, él por su propia voluntad y sin concurso, sorteo ni comparación de precios ha decidido otorgar de grado a grado esa importante obra a El Artístico, cuando en éste país hay empresas del área con tanta o mas capacidad para desarrollar ese tipo de proyecto, lo que constituye una flagrante violación a la Ley No. 340-06 sobre Compras y Contrataciones de Bienes, Servicios, Obras y Concesiones.

Cabe señalar, que en lo personal no estoy en contra de la asignación de obras de grado a grado, sino por el contrario me considero un abanderado de las mismas. Solo que yo soy coherente y no simulo lo contrario. Por eso, la mujer del César no solo debe ser seria, sino también aparentarlo.

Autor

Cristian Hidalgo
Cristian Hidalgo

Escritor, Ingeniero Civil de profesión y Realtor de oficio. Desarrollador de proyectos inmobiliarios, Asesor de Fideicomisos, Ley 189-11

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2019.

Powered by

CODASOR

Ir arriba