El Congreso Nacional y el oficialismo

En Editorial  por

Casi siempre que se producen elecciones gremiales en un país, el partido de gobierno suele apadrinar a uno de los gremios participantes; los que no reciben tan frondosa sombra enarbolan la frase: «los gremios no pueden estar nunca en manos del patrón». Aunque realmente lo dicen sólo como slogan de campaña, lo cierto es que sea quien sea el partido que gobierne un país no debe tener el control de los gremios, porque ello crearía una falsa percepción de que todo está bien y que las medidas puestas en ejecución por el ejecutivo son correctas, ya que no hay «perro que le ladre».

El Congreso Nacional no debe ser diferente a los gremios. En las actuales circunstancias que vive el mundo, he percibido la actitud de algunos países de la región respecto a la declaratoria de su estado de emergencia; pero muy especialmente en la República Dominicana que es el propio. Un congreso bicameral en el que el Senado de matriculados, 29 le corresponden al oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD); mientras que en la Cámara de Diputados, de 190 de sus miembros, 103 (mayoría absoluta) por igual le correspondían al oficialismo, hasta que 27 de ellos formaron un bloque con La Fuerza del Pueblo que lidera Leonel Fernández.

Se hace mas que evidente que en estos últimos gobiernos del PLD hemos tenido un Congreso Nacional complaciente con el gobierno, genuflexo al Señor Presidente de la República. Es por ello que cuando desde el Palacio Nacional envían una propuesta, lo hacen por el ala que consideran una extensión de su poderío «El Senado». Este hemiciclo no se detiene a corregir una sola coma y lo aprueba tal cual se lo envía su jefe desde Palacio. Por eso vemos que cada vez que el Presidente de la República pide 25 días de extensión del período de estado de emergencia, es «dicho y hecho».

Sin embargo, ahora al llegar dicho proyecto a la Cámara de Diputados (aunque presidida por uno de los paniaguados del Presidente de la República) es en donde se enderezan sus entuertos, teniendo que ser regresado al Senado nuevamente para ser conocido con los cambios producidos en la Cámara Baja, en donde por el momento la Casa Rosada no controla la mayoría. En esa dirección he escuchado a diputados de La Fuerza del Pueblo decir «cuando el presidente envíe el informe de gastos, ahí vamos a hablar inglés con algunas partidas que tendrá que justificar».

Para nadie es un secreto que los mayores beneficiados del estado de emergencia que vive el país, han sido el gobierno y el candidato que representa la boleta oficial; aquí se han dispuesto medidas oficiales de dispendio de recursos económicos que sólo en un período electoral (y para beneficiar a alguien) podría verse. Lamentablemente vivimos en un país de cultura del «dao» sin importar su procedencia ni las consecuencias que pueda acarrear. Los actuales administradores de la cosa pública conocedores de la idiosincracia del dominicano saben atacar muy bien por nuestro punto mas vulnerable. Aunque a muchos les resultará chocante, el actual estado de emergencia de la República Dominicana está a punto de ganarle las elecciones a la oposición (partiendo de la reciente encuesta publicada por Mark Penn).

Todo lo anterior debe conducirnos a una profunda reflexión: se hace imperioso un voto de conciencia en el electorado; un voto de conciencia en el que independientemente del partido por el que sea tu simpatía, aprovechar la valiosa herramienta que pone en nuestras manos la división en niveles de la boleta electoral, y votar por el candidato presidencial de tu preferencia; pero si votas por un senador o diputado del mismo partido del candidato a la presidencia, elige al otro que sea del principal partido opositor al tuyo. Aunque parezca paradójico, es la mejor manera de  estar bien representados en el Congreso Nacional. Si le otorgas al Presidente de la República un Congreso Nacional conformado por vasallos de criazón, sería lo mismo que imprimir un sello gomígrafo de la Cámara de Diputados y otro del Senado, introducirlos en un cofre y entregárselos para que los tenga sobre su escritorio en su despacho del Palacio Nacional.

Síguenos en nuestras redes sociales: Twitter @Cristianhidaigo | Facebook CristianHidalgoR | Instagram @Cristianhidaigo

Autor

Cristian Hidalgo
Cristian Hidalgo

Escritor, Ingeniero Civil de profesión y Realtor de oficio. Desarrollador de proyectos inmobiliarios, Asesor de Fideicomisos, Ley 189-11

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2020.

Powered by

CODASOR

Ir arriba