Hipólito y Gonzalo. ¿Se repite la historia?

En Editorial  por

En la campaña presidencial del año 2000, el candidato presidencial por el PRD, Ing. Hipólito Mejía, en uno de sus encuentros proselitistas dijo que de ganar la presidencia «iba a construir miles de casas para los pobres». Cuando se le abordó de dónde saldrían los recursos para ese proyecto, el candidato no tenía ni la más mínima idea y su respuesta aún subyace en nuestras memorias como la lapidaria frase: «Calderón, ven dile de dónde es que van a salir los cuartos».

En la campaña electoral del año 2012, durante su participación en el primer encuentro de «Diálogos INTEC con los candidatos presidenciales», celebrado en la sede de esa universidad, el mismo Hipólito nueva vez candidato por dicho partido, dijo que de alcanzar nuevamente la Jefatura del Estado, reestructuraría el sistema eléctrico nacional. Al preguntársele ¿Cómo? su respuesta fue: «Lo que les aseguro es que voy a meter mano a eso, no sé cómo, pero le voya meter mano. Eso no puede seguir así (…) Lo que está claro es que ese muñeco hay que reestructurarlo. No podemos seguir pagando y mucho menos el relajo del subsidio». Un ex presidente encabezando las preferencias del electorado en todas las encuestas, no tenía un plan de gobierno estructurado.

En el caso del año 2000, del Ing. Hipólito Mejía, sólo se conocía era un hombre muy serio, de palabra, un próspero empresario que había tenido éxito en sus empresas; y que como político había encabezado la Secretaría de Estado de Agricultura en el gobierno de don Antonio Guzmán Fernández por el PRD, 1978-1982; y que su gestión como Secretario había sido excelente. Ante semejante curriculum, no dudó el electorado en tributarle su apoyo y llevarlo a la Presidencia de la República.

En cuanto a su capacidad de estadista, usufructuó los dos primeros años de su gestión, los cuales podemos catalogar como buenos; sin embargo, esa espontaneidad, seriedad, permisividad y lealtad para con los suyos, convirtieron al Estado Dominicano en un caos, casi un narco estado (que aún persiste); sucumbió ante la crisis financiera producida por una de las entidades bancarias del sistema, por cuya «seriedad» manejó de manera inadecuada, llevando al pueblo a pagar las consecuencias. Todo ello fue fruto de la improvisación; estaba al mando del Estado el mismo hombre que no sabía de dónde saldrían los cuartos para las casas de los pobres.

HOY PODRÍA REPETIRSE LA HISTORIA?

En las presentes elecciones, uno de sus pre candidatos con reales posibilidades de encabezar la boleta del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), es un exitoso empresario de servicios de aviación en el país (cuya empresa es la mas importante de ese ramo) y otras actividades no menos importantes. Se trata del Ing. (título que al igual que Hipólito no es certificado) Gonzalo Castillo, ministro de Obras Públicas desde la juramentación del Presidente Medina en su primer gobierno, hasta hace apenas un mes en que renunció para dedicarse a vender su proyecto político.

Independientemente de que voces carentes de calidad lo involucren en los famosos sobornos de Odebrecht y otros actos de corrupción del gobierno, hay que estar claros y llamar al pan y al vino por sus nombres. Gonzalo Castillo ha hecho una buena gestión al frente del Ministerio de Obras Públicas, sin precisar del título de ingeniero. Del mismo modo, en su vida personal no se le puede inculcar hechos que atenten contra la buena moral. Sin embargo, el «hombre de la camisa manga corta» quiere ser «El Presidente».

En múltiples encuentros con la prensa dominicana en que el pre candidato Gonzalo Castillo es abordado por los periodistas, ha puesto de relieve su incapacidad e ignorancia en temas de Estado. Exponemos aquí algunas preguntas con sus respectivas respuestas: 1. ¿Gonzalo, cuáles son tus ideas para combatir la corrupción? -No sé, yo aspiro a ser presidente no juez». 2. ¿Cuáles son tus ideas para la lucha contra la delincuencia y el narcotráfico? -«No sé, hay que preguntarle al Jefe de la DNCD y de la Policía». 3. Cuáles son tus ideas sobre el aborto y las 3 causales? -«Hay que reunir a las partes involucradas». 4. Por qué cobras aún en obras públicas? Porque en agosto hubo un aumento salarial». 5. Qué políticas públicas implementarías para contrarrestar la pobreza? -«No se, creo que Aduanas y la DGII, tienen buena política en esa materia».

En lo personal, como autor del presente texto no debo emitir juicio de valor alguno acerca de si conviene o no que una persona con semejantes limitaciones y que ignore temas tan fundamentales para un Estado, pueda ser Presidente de la República y hacer una encomiable gestión. Lo que sí tengo el sagrado y supremo derecho de plasmar en esta tribuna es que a diferencia de una académica, la universidad de la vida primero nos da la prueba para que aprendamos la lección; y es tan sabia que si algo no aprendimos, nos la repite una y otra vez.

Autor

Cristian Hidalgo
Cristian Hidalgo

Escritor, Ingeniero Civil de profesión y Realtor de oficio. Desarrollador de proyectos inmobiliarios, Asesor de Fideicomisos, Ley 189-11

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2019.

Powered by

CODASOR

Ir arriba