La rebeldía de Reinaldo

En Editorial  por

Ante el impedimento constitucional del presidente Danilo Medina a correr por un nuevo período presidencial, éste ha motivado a sus discípulos a que lo hagan, pero siempre consciente de que divididos, lejos no llegarían ante un adversario interno de la dimensión de Leonel Fernández, quien sólo podría ser vencido por él o por su equipo bien cohesionado en torno a uno de sus pupilos y con el apoyo del Estado.

El presidente Medina, como indiscutible principal estratega del PLD, establece un bloque de 6 entre sus fieles para que se promuevan en el electorado hasta principio de septiembre, de manera que mediante tres encuestas cuyo resultado se conocería previamente, sólo quedaría inscrito como precandidato presidencial, el que ésta señale como mayor beneficiado de la aceptación popular.

Luego de estructurado el bloque de los seis, conformado por: Andrés Navarro, Francisco Domínguez Brito, Reinaldo Pared Pérez, Carlos Amarante Baret, Temístocles Montás y Radhamés Segura; surge el proyecto de quien es considerado uno de los mas aventajados discípulos de Danilo, el ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, cuya aparición ha caído como balde de agua fría a algunos que se sentían ungidos del príncipe de la Pink House; sobre todo, porque se hace evidente que Castillo es el preferido del presidente y su entorno.

La reacción de Reinaldo Pared Pérez no se hizo esperar, éste ha manifestado en algunos escenarios que Gonzalo no forma parte del grupo de los 6, razón por la que no debía ser medido conjuntamente con ellos. Mas adelante declina Amarante Baret, argumentando que se han estado utilizando los recursos del Estado para favorecer al ministro de Obras Públicas; y la gota que ha derramado la copa es el anuncio de Reinaldo, que su nombre sea excluido de la encuesta.

Esa actitud del congresista es un franco desafío al liderazgo del Jefe del Estado, que marca entre ellos una limítrofe entre lo que es el danilismo y reinaldismo. Creo comete Reinaldo el peor error de su vida al enfrentar a su otrora líder, quien aún usufructúa al menos un año mas en la presidencia de la primera magistratura del Estado, porque si algo ha demostrado Danilo en estos siete años es que sabe pasar facturas y que no es de los que deja pasar una afrenta de esa naturaleza.

Ahora se expone Reinaldo a que le cuenten sus votos, cuyo resultado no creo le sea favorable; toda vez que si es cierto que lleva una eternidad como Secretario General del partido y varios período como senador del Distrito, no menos cierto es que como la luna necesita luz del sol para brillar, así ha brillado él bajo la luz del danilismo; y en un proceso en donde dicho líder no tenga sus huevos puestos en ninguna canasta, es posible que quien mas los atraiga sea el Presidente del Senado, pero no creo que alguien de los danilistas en su sano juicio se aventure a enfrentar a su líder sólo para apoyar a Reinaldo, porque se estaría suicidando conjuntamente con éste.

Debe tener Reinaldo muy bien «amarrada su chiva» en la calle Capitán Eugenio de Marchena 26, para convertirse en actor de semejante felonía contra quien hasta ayer había sido su mentor y guía. No creo pueda albergar en su cabeza la remota posibilidad de una candidatura vicepresidencial con Leonel, primero porque el escrutinio de los votos en el proceso primario sólo reflejará su baja popularidad; y segundo porque de ser Leonel elegido candidato, a Reinaldo lo verían como un traidor en el «team Danilo», y se hará imprescindible una vicepresidencia que aglutine al danilismo en torno a Leonel, para ganar las elecciones generales.

Visto desde todos los escenarios, lo que ha hecho Reinaldo es sembrar la percepción en el electorado que los alfiles de Danilo no están monolíticamente unidos, beneficiando con ello a Fernández. A Reinaldo no le conviene que le cuenten sus votos; si ha propuesto se le excluya de las encuestas, lo mas saludable para él será que antes del 10 de septiembre manifieste su apoyo público a Leonel Fernández o Gonzalo Castillo; en caso contrario, el resultado será decepcionante.

Autor

Cristian Hidalgo
Cristian Hidalgo

Escritor, Ingeniero Civil de profesión y Realtor de oficio. Desarrollador de proyectos inmobiliarios, Asesor de Fideicomisos, Ley 189-11

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2019.

Powered by

CODASOR

Ir arriba