Un General guapo y con “cojones”.

En Editorial  por

En algunos países latinoamericanos cuando se dice que una persona es “guapa”, se le halaga poniendo de manifiesto sus cualidades físicas y encantos. En nuestro país, es alguien sin temor, que enfrenta a quien sea y como sea sin importar las consecuencias. Es esta última connotación que la hay que atribuirle al General de Brigada Aquino Reynoso Robles, director regional de la Policía Nacional en San Juan.

Tal vez inundado por la pasión, la emoción, la insensatez, la imprudencia, o por las hagallas, responsabilidad, entereza y probidad, se atrevió a denunciar “responsablemente” que en la provincia San Juan hay fiscales con puestos de drogas (lo mismo que policial) que están en competencia con los narcos. Esa es una denuncia que saliendo de un ciudadano común carecería de relevancia; pero del jefe de la Policia Nacional en la misma comunidad atacada y delante de los representantes del Ministerio Público, es grave, terrible, catastrófica y muy peligrosa.

Sumado a esto, se recuerda que recientemente en un allanamiento realizado al local de la DNCD en San Juan, entre las cosas que hallaron fue droga; un hecho bochornoso que dejaron “tapado” sin visibles consecuencias para sus actores. Ahora, con semejante aseveración, los organismos internacionales de los que nuestra nación es signataria podrían colegir que República Dominicana se encamina a un “narco-estado”, en donde los que están llamados a combatir el tráfico y uso de ese flagelo son los mismos que la comercializan.

No se si al día de hoy el General se arrepienta de haberlo expresado, pero sus palabras destapan una olla de grillos que desde hace décadas se cuece en en esos organismos auxiliares de la justicia, sin que nadie hasta ahora tenga la valentía de denunciarlo. El alto oficial ha sido invitado en el día de hoy a comparecer por ante el despacho del Procurador General de la República y el Director General de la Policía Nacional, para que aporte las pruebas que sustentan su denuncia.

El pueblo de San Juan debe tener ojo avizor con el resultado de esas investigaciones y la suerte que pueda correr ese General; que no venga ahora el Director General de la Policía a trasladarlo ni dejarlo sin funciones; mucho menos que venga el Señor Presidente a ponerlo en retiro. Cualquiera de esas acciones mandaría una mala señal a los que combaten el crimen organizado y la corrupción gubernamental de este país.

A acciones como estas, el pueblo debe darle un espaldarazo, solidarizarse con ese valiente guerrero que arriesgando su vida se ha atrevido a decir lo que otros han calldo. En particular desde este espacio ganas no me faltan de decir y maldecir muchas cosas, podría decir tantas mas, porque al final el papel todo lo aguanta; sin embargo, desafortunadamente no soy tan valiente y guapo como el General Reynoso Robles, porque fiscales y policías nos los encontramos por doquier.

Autor

Cristian Hidalgo
Cristian Hidalgo

Escritor, Ingeniero Civil de profesión y Constructor de oficio. Desarrollador de proyectos inmobiliarios, Asesor de Fideicomisos, Ley 189-11

Artículos Relacionados

Comentarios

  1. Yoppy 26 febrero, 2018 a las 9:47 am
    /

    Estoy 100 por ciento contigo y el general, debemos apoyarlo rotundamente

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2018.

Powered by

CODASOR

Ir arriba