La quimera secesionista de California

En Editorial  por

Cuando el ex-presidente Barack Obama impuso su reelección en contra del republicano Mitt Romney, como una manera de inconformidad y manifiesta protesta, algunos republicanos en sus respectivos Estados alzaban la bandera de secesión, lo cual empezó como una aparente resaca por la derrota sufrida, pero que terminó haciendo metástasis en todo el territorio nacional. El Estado de Texas, al sur del país y eminentemente republicano, captó mas de 100,000 firmas con planes independentistas, requiriéndose sólo 25 mil para que la Casa Blanca asuma la seriedad de la propuesta y dé una respuesta.

En los actuales momentos parece repetirse la historia, pero con cambio de protagonistas. El Estado de California, en donde Hillary Clinton ganó las elecciones aplastantemente, no se siente representado por Donald Trump en la Casa Blanca, al punto que se ha creado una corriente mediática en donde sus habitantes han dejado de llamarse estadounidenses para que se les nombre californianos. Se saben ser el Estado mas rico de la federación y la sexta economía mundial.

Como vienen las cosas desde el año 2012 hasta la fecha, cada vez que un partido gane las elecciones, el otro por el resabio que le deja el proceso plantearía la secesión de aquellos Estados poderosos en donde sean mayoría, del resto de la unión. En el caso particular de Texas y California, dos estados fronterizos con México, su separación de la unión no les impactaría negativamente, ya que ambos son ricos y aportan mas beneficios a la federación que los que reciben de ella.

Lo mismo no piensan los Estados de Mississippi, Tennessee, Louisiana, Virginia Occidental y Arkansas (siendo este último la plataforma que llevo a Bill Clinton a la Casa Blanca), los cuales son subsidiados por el gobierno federal. De estos no se espera la altanería de texanos y californianos que se consideran autogestionables. Sin embargo, lograr la separación por parte de un Estado del resto de la unión, no es tan fácil como se lo proponga un grupo determinado.

Cuando Tejas se convirtió en un miembro de los Estados Unidos, entró en una relación indisoluble. La unión entre Tejas y los otros Estados es tan completa, perpetua e indisoluble como la unión entre los Estados originales. Lo primero que debería hacer un Estado que desea independizarse de la unión, es convocar un Referendo consultivo, en donde la población manifieste estar de acuerdo; luego conocerla en su congreso estatal con la aprobación de las 2/3 partes de los congresistas.

Resuelto todo lo concerniente al Estado en particular, vendría luego la decisión federal. Para ello, el Estado en cuestión debe proponer una enmienda a la Constitución de los Estados Unidos, que facilite esa desunión, para lo cual se hace imprescindible ganar el apoyo de dos tercios de la Cámara de Representantes, y luego de otros dos tercios del Senado. A pesar de ello, tendría que ganar la aquiescencia de 38 de los 50 Estados de la Unión. Otro camino sería la celebración de una convención de Estados.

Con 13 de los Estados mas pobres que se opongan a la secesión, la misma no sería posible. Y a los mas pobres no les conviene que los mas ricos adquieran su independencia. Todo lo anterior sería el camino a transitar por las vías legales; el de las armas nadie lo desea y los resultados son de todos conocidos. No deben olvidar los Estados que pretenden su independencia, que el Gobierno Federal es acreedor de su Propio Estado, y por vía de consecuencia el resto de los demás. Ya deben dejar de lado la práctica y chantaje de que cada vez que gana un partido, el opositor pretenda la disolución de la unión. Los mas pobres no lo plantearían, pero tampoco se lo aprobarían a los demás, porque simplemente no les conviene.

 

Autor

Cristian Hidalgo
Cristian Hidalgo

Escritor, Ingeniero Civil de profesión y Constructor de oficio. Desarrollador de proyectos inmobiliarios, Asesor de Fideicomisos, Ley 189-11

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2017.

Powered by

CODASOR

Ir arriba