Qué lograría el Movimiento Verde con la renuncia de Danilo?

En Editorial  por

Los dominicanos hemos hecho muy popular la frase “la fiebre no está en la sábana”, para referirnos a acontecimientos en donde se presume la responsabilidad está en los actores y no en lo que representan. Hay que prestarles mucha atención a los refranes, estos se convierten en axiomas y pueden marcarnos una ruta segura del sendero por dónde dirigir nuestros pasos.

El movimiento patrocinador de la marcha verde, es un monstruo que nació sin cabeza, pero al poco tiempo se convirtió en un pulpo policefálico, que aglutina a un segmento importante de nuestra sociedad, hastiado de compartir una nación que anida la corrupción como un estandarte, y la complicidad e indiferencia de quienes están llamados a combatirla. Es utilizado además por opositores de los partidos tradicionales del sistema que con camuflaje verde se venden como organizadores para exhibir un don de convocatoria que realmente no tienen, porque la gente no les asimila su propuesta.

Una conquista de ese movimiento cívico, es el enjuiciamiento a importantes figuras de los sectores político y empresarial, de los que se han aportado las cabezas de senadores, Diputados, ministros y otros muy cercanos al presidente que aún no han sido tocados, pero que por presiones del Departamento de Estado del gobierno de los Estados Unidos, necesariamente tendrán que ser procesados, ya que tienen puestos sus ojos en todo cuanto aquí acontece en esa dirección.

A pesar de los logros coronados por dicho conglomerado, en momentos en que mantiene un elevado índice de credibilidad, hay que resaltar que fruto de las improvisaciones propias de sus principales protagonistas, están cometiendo yerros imperdonables para sus propósitos que podrían salirles muy caros. Al dejarse utilizar por los políticos de oposición, se han desenfocado en cosas que les quitan seriedad y sobriedad a tan importante movimiento, que debe ser declarado como patrimonio de la humanidad y replicado para el mundo.

A los que divorciados de la esencia del Movimiento Ecológico incitan el caos y el desorden del actual régimen constitucionalmente establecido, cabe recordarles que conforme a lo estipulado en nuestra normativa penal, en su Art.86, “toda ofensa cometida públicamente hacia la persona del Jefe del Estado, se castigará con prisión de seis meses a dos años, y una multa de cincuenta a quinientos pesos”.

Línea de sucesión presidencial, conforme a la Constitución Dominicana

Continúa su artículo siguiente. “El atentado cuyo objeto sea cambiar la forma de gobierno establecida por la Constitución, o excitar a los ciudadanos a armarse contra la autoridad legalmente constituida, será castigado con la pena de reclusión”. Cuidemos nuestras acciones y nuestras expresiones, la democracia es buena pero tiene sus límites; apoyemos todos al Movimiento Ecológico, pero tampoco lo festinemos porque podría extinguirse y eso es lo que desean los corruptos para actuar con absoluta libertad y segura impunidad.

Pone de relieve la ignorancia de los principales actores o protagonistas del Movimiento Ecológico la aberrante idea de pedirle al Presidente de la República que renuncie, como isi ese fuese el único método alcanzable para sacarlo del poder. Es cierto que Danilo Medina como mandatario no ha llenado las expectativas de la población; sin embargo, pedirle su renuncia es una novatada sobre un tren que no conduce a ninguna estación segura; mucho menos a nuestro destino.

Se hace necesario decir que si los verdecitos lograran arrinconar al Presidente Danilo Medina, y este se viere compelido a renunciar, conforme a la manera de sucesión presidencial consignada en nuestra Constitución, la Vice-presidenta Margarita Cedeño de Fernández sería la presidenta constitucional. Sin embargo, si el efecto fuese tan demoledor que culmine con la renuncia de ambos, en ese caso asumiría interinamente la presidencia de la nación, el Dr. Mariano Germán, Presidente de la Suprema Corte de Justicia, quien dentro de 15 días debería convocar a la Asamblea Nacional, y sería esta la que con mayoría simple elegiría al presidente y vice-presidente de entre una terna que a tales efectos, les remitiría el organismo superior del partido en cuya boleta fue elegido el presidente renunciante.

Si ese fuese el caso, lamento decirle al Movimiento Ecológico, que estarían trabajando para otros miembros del PLD con tal vez menos condiciones que el Presidente Medina. Lo que realmente se persigue es el efecto producido en el año 1994, que acortó a 2 años el período del Dr. Balaguer, mediante una reforma constitucional. Eso en estos momentos es una quimera ante una Asamblea Nacional con mayoría orgánica oficialista en donde eso no ocurrirá.

A los ecológicos que se preparen para que conviertan en votos toda esas simpatías expresadas por la ciudadanía y orientarlos a una propuesta política que entiendan augure un promisorio 2020; en estos momentos, que esas energías las utilicen para cosas realmente procedentes y se dejen de estar inventando y dando palos a ciegas en escenarios iluminados, porque la gente se cansa y podría dejar de creer en ellos.

Autor

Cristian Hidalgo
Cristian Hidalgo

Escritor, Ingeniero Civil de profesión y Constructor de oficio. Desarrollador de proyectos inmobiliarios, Asesor de Fideicomisos, Ley 189-11

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2017.

Powered by

CODASOR

Ir arriba