El impeachment a Donald Trump

En Editorial  por

Para el año 1972, con la alta popularidad acumulada por el trigésimo séptimo presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon, misma que con facilidad le llevó a una reelección presidencial en la boleta republicana, era inimaginable el escándalo que dos años más tarde lo sacaría de la Presidencia de la República, caso conocido mundialmente como el WaterGate.

Todo se origina por un robo de documentos en las oficinas Watergate, sede del Comité Nacional del Partido Demócrata; y el posterior intento de encubrimiento de Nixon de los responsables. Cuando la conspiración se destapó, el congreso inició una investigación, pero la resistencia de Nixon y su gobierno a colaborar, condujo a una crisis institucional.

Nixon y su equipo mas íntimo ordenaron el acoso a activistas y figuras políticas, utilizando como herramientas a organizaciones policiales o servicios de inteligencia, como la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) o al Servicio de Impuestos Internos (IRS). El escándalo destapó múltiples abusos de poder por parte del gobierno de Nixon, quien al sentirse acorralado la emprendió en contra de quienes podrían ser sus acusadores.

La Masacre del sábado por la noche (Saturday Night Massacre) fue el nombre usado por comentaristas políticos para referirse al despido por parte del Presidente Nixon, del Fiscal Especial Independiente Archibald Cox, ante la imposibilidad de persuadirlo para no ser afectado por el escándalo puesto en palestra por dos reporteros del Washington Post, lo que a su vez produjo las renuncias del Fiscal General Elliot Richardson y del Fiscal General Adjunto William Ruckelshaus el 20 de octubre de 1973, durante el proceso de investigación.

Presidente y Ex-Pte. de USA por el Partido Republicano, Donald Trump y Richard Nixon

Las investigaciones realizadas por el senado revelaron que El presidente tenía en sus oficinas un sistema de cintas de grabación y que muchas conversaciones de sus adversarios habían sido grabadas. Tras una serie de batallas legales, la Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó por unanimidad que el presidente debía entregar las cintas a los investigadores gubernamentales, a lo que finalmente accedió.

Luego de infructuosamente torpedear las investigaciones del FBI, presionar a fiscales con extorsión, chantaje, despido y renuncias, debido a que con casi total probabilidad, el presidente habría sido objeto de un impeachment por parte de las dos cámaras del poder legislativo del Estado, Nixon renunció a la presidencia el 9 de agosto de 1974. El 8 de septiembre de 1974, su sucesor, el también republicano Gerald Ford, le concedió el perdón presidencial.

Parecería que acciones de esa naturaleza son propias de los republicanos; mañana se cumplirán 45 años después de aquel fatídico acontecimiento, con la diferencia que las imputaciones al actual mandatario, fueron materializadas desde fuera del poder, pero con la similitud de que en ambos casos la obstrucción a la justicia han sido por presidentes en funciones.

El actual presidente Donald Trump conspiró contra el sistema democrático estadounidense, dónde el ex director del FBI, James Comey, confesó que Buró federal investiga los supuestos nexos entre el Kremlin (edificios del gobierno ruso) y el equipo del magnate para derrotar a Hillary Clinton. Unas pesquisas cuya mera existencia ponen contra las cuerdas al mandatario, a lo que el congresista demócrata, Adam Schiff dijo: “Si es cierto, estaríamos ante una de las mayores traiciones a la democracia”.

El martes 9 de mayo, el presidente Trump, luego de varias reuniones sostenidas con el director del FBI James Comey, en las que le pedía detener las investigaciones acerca de sus vínculos con el gobierno ruso y la injerencia de estos en el pasado proceso electoral; ante la negativa del funcionario, emitió su destitución, lo que le constituye una obstrucción de justicia. De ser hallado culpable, el presidente Trump podría ser objeto de un impeachment que podría concluir con su salida de La Casa Blanca.

Autor

Cristian Hidalgo
Cristian Hidalgo

Escritor, Ingeniero Civil de profesión y Constructor de oficio. Desarrollador de proyectos inmobiliarios, Asesor de Fideicomisos, Ley 189-11

Artículos Relacionados

Comentarios

    No hay comentarios

La realidad existe como un absoluto objetivo: los hechos son los hechos, independientemente de los sentimientos, deseos, esperanzas o miedos de los hombres

Notifica.do Todos los Derechos Reservados 2017.

Powered by

CODASOR

Ir arriba